Fb Tw Ig Yt Lk

La historia de San Nicolás y Krampus, su oscuro ayudante

Todos conocemos la figura del alegre, bondadoso y mágico Santa Claus. Es prácticamente el ícono más reconocido de la época, quien le lleva regalos a los niños bien portados alrededor de todo el mundo. Sin embargo, queremos contarles de dónde es que surge esta leyenda y, por otra parte, queremos hablarles sobre un personaje que no es tan común en América pero que es parte fundamental de la Navidad en Europa.

Nicolás, obispo católico romano de Mira, quien vivió en el siglo V, entre todas sus prácticas religiosas, acostumbraba dar regalos y presentes a los niños en temporada de “navidad”. Luego de su muerte, la iglesia de Roma lo elevó a los altares y desde ahí pasó a ser San Nicolás , a quien todos los niños esperaban ansiosamente para recibir los regalos en época navideña.

Más tarde “San Nicolás” adoptó el nombre de “Papá Noel” de la raíz francesa. Este “Papá Noel” trascendió hasta occidente y en 1809 Washington Irving fue el responsable de transformar al viejo obispo original del mismo nombre en el nuevo “alegre San Nick”, en su obra: Knickerbocker History of New York. La mayoría de las otras tradiciones navideñas de América son aún más recientes que ésta.

Sin embargo, realmente los únicos dos elementos que el moderno San Nicolás toma del original es el nombre y su amabilidad con los niños. El resto del mito y la tradición cuenta con características más apegadas a Thor, el dios pagano.

Thor vivía en el norte, en la cima congelada del mundo. Peleaba contra los gigantes de hielo y nieve para llegar a otras regiones. Tenía un trineo jalado por cabras. Era un hombre de grandes proporciones, con una barba blanca y considerado como alguien muy amigable. Las similitudes son evidentes.

Ya en nuestra época se introdujeron diversos elementos al hablar sobre su origen, se le relacionó con el Polo Norte, con los gnomos ayudantes a la hora de fabricar regalos y con los famosos renos que lo trasladan en su tarea de repartir “regalos” por todo el mundo.

En 1931 la empresa multinacional Coca Cola tomó a este popular personaje y lo vistió con sus colores corporativos, y es ahí donde se produjo una verdadera explosión y propagación de la creencia en este súper ser.

 

¿Y quién es Krampus?

Por otro lado también existe la leyenda de Krampus, el oscuro ayudante de San Nicolás. Esta se originó en Alemania y a la fecha sigue presente en países como Austria, Hungaria, Eslovenia, República Checa, entre otros; y cada año comienza la época de fiestas navideñas con el Krampusfest, del cual hablaremos más adelante.

Supuestamente Krampus es el hijo de Hel (hija de Loki, la guardiana de la tierra de los muertos) en la mitología escandinava. Se dice que en tiempos antiguos una bestia cornuda y peluda con lengua bífida y cadenas colgantes se aparecía en las puertas de las casas para castigar a los niños mal portados; a algunos los golpeaba y a otros los secuestraba para llevarlos a su tenebroso hogar.

Mientras Santa Claus tiene la reputación de amar y premiar a todos los niños bien portados, Krampus se encarga de los revoltosos y mentirosos. Si Santa se entera de que algún niño ha sido malvado o rebelde, envía a Krampus para que se encargue de él.

Y aunque parece ser el villano de la Navidad, o una especie de demonio, realmente su labor folklórica era asegurarse de que el bien prevaleciera. Sin embargo, hoy en día es visto como un monstruo. La auténtica personificación del miedo y las pesadillas navideñas.

Hoy en día, al comenzar diciembre, se celebra el Krampuslauf, en el cual varias personas se disfrazan de este personaje y corren por las calles asustando a los niños con el fin de que se porten bien si es que no quieren caer en las garras del monstruo. Luego los horribles Krampus son recompensados con bebidas de temporada, como cerveza y schnapps.

Tanto Krampus como Santa Claus se han vuelto figuras sumamente comerciales, tanto de tarjetas y afiches como figuras de comics navideños, todo tipo de artículos como tazas y suéteres o hasta estrellas de películas hollywoodenses. Ellos dos son un gran ejemplo para reflexionar sobre cómo se transforman los símbolos y las tradiciones con el avance de la historia.

Por: Natalia Montes (@natwow)

Fb Tw

Próximos eventos

Ig

Fb

© 2017 - 2018 MOVmagazine. Todos los derechos reservados.