Fb Tw Ig Yt Lk

Los momentos de la moda mexicana en el 2017

Este año fue uno de los que mayor impulso le dio a la moda mexicana. Entre diseños, innovaciones, cambios de perspectiva, etcétera, los diseñadores mexicanos alzaron la mano para que el mundo volteara a ver a México.

El caso más popular de este 2017 fue lo que sucedió con las chamarras “Mexico is the shit”, las cuales fueron diseñadas por Anuar Layón para la firma de artes gráficos y merchandising Mercadorama.

La idea era crear esta prenda como un uniforme distintivo de los artistas visuales mexicanos que Mercadorama lleva año tras año a distintos festivales musicales alrededor del mundo para vender sus impresiones y mercancía, para que cuando trabajaran en otros países lograran comunicar que se sienten orgullosos de representar a México.

Esto sucedió a finales de 2016, pero tras la popularidad que fue adquiriendo entre las personas que iban conociendo la chamarra y los artistas que fueron pidiéndolas, Mercadorama se vio “obligado” a producir más. Así dejó de ser un simple uniforme.

Como los artistas la fueron popularizando, la gente comenzó a pedirla. Fue tanta la demanda que tuvieron que ir sacando lotes limitados.

Si bien la chamarra fue lanzada a finales del 2016, fue en este año que cobró inmensa popularidad y que rápidamente comenzó a ser vendida a diestra y siniestra.

Este fenómeno provocó reacciones y opiniones divididas: por un lado “Mexico is the shit” le daba el impulso que tanto necesitaba el país tras los ataques que sufría directamente de parte de Donald Trump en su campaña presidencial, pero por otra, al incrementar su popularidad, para muchos dejó de tener “peso” en su discurso ya que cualquiera podía conseguirla o adquirir copias piratas, o “reinterpretaciones” del tipo “México es la verga”, “México es una cosa chingona”, “Mexico is the new black”, entre otras.

Sin embargo, la realidad es que para muchos perdió valor una vez que la gente comenzó a comprarla masivamente. Sobre todo empezó a criticarse por “fresa”, o por “poser”, pero hay que entender que en realidad no tenía como objetivo que fuera un producto de consumo, y que ahora que lo es su mensaje depende de quien se la pone, en qué contexto y para qué.

En cualquier caso, no hay que olvidar que se trata de una prenda de ropa y nada más.

El fenómeno de la chamarra continuó y otras marcas quisieron retomar la idea, como el caso de la cerveza Victoria, quien diseñó sus propias chamarras pero con la leyenda “México es chingón”; aunque la idea no era comercializarla tampoco.

Con esta vibra de destacar lo “chingón” que es México con una prenda, esta idea se transformó en querer destacar lo “chingones” que son los mexicanos sin importar “cómo debe lucir un mexicano” ni los estándares tradicionales de belleza a los que la moda nos tiene acostumbrados.

Esto lo vimos con lo realizado por Víctor Barragán, quien con 25 años presentó un desfile en la Semana de la Moda de Nueva York (NYFW) que dejó sorprendidos a todos los asistentes al presentar vestimentas que podían ser utilizadas tanto por hombres como por mujeres, abriendo así el panorama de la identidad de género en la moda.

Impulsado por la idea del “macho latino”, específicamente por el machismo que permea a la sociedad mexicana, Barragán señaló a The Huffington Post que “me encanta mezclar ese tipo de femineidad, de masculinidad. Me llena de mucha felicidad jugar con mi país, con el lugar de donde vengo”.

Continuando con este movimiento de cambiarle la cara a la moda, en 2017 también se presentó la segunda generación de modelos de la agencia Güerxs, la cual aboga por la diversidad en la industria del modelaje en nuestro país, buscando principalmente a personas que no fueran modelos para romper los estereotipos de belleza.

Algunos de estos modelos trabajaron ya con marcas mexicanas de diseño, como es el caso de Pay’s.

Un movimiento similar que apoyaba la igualdad sin importar raza, sexualidad, género, preferencias políticas ni religión: se trata de la iniciativa #TiedTogether, un movimiento internacional que llegó a México en el marco de la Mercedes-Benz Fashion Week.

Este movimiento promovió el mensaje de unidad a través de el uso de pañuelos blancos como accesorios de moda cotidianos; al movimiento se sumaron diseñadores, influencers y grandes marcas mexicanas como Grupo Axo.

De igual manera la diseñadora Bárbara Sánchez-Kane sobresalió este 2017 con las presentaciones de sus colecciones en México y Estados Unidos, las cuales se destacaron por vincular al arte y la moda, dado que sus diseños los presentó como si se trataran de auténticas piezas de arte. Recientemente Sánchez-Kane presentó su desfile de primavera/verano 2018 con críticas muy positivas dado el “cambio de perspectiva” que la diseñadora está creando en el país.

Otra propuesta de este año fue la creada por la diseñadora mexicana Roxana del Valle, quien creo Ingrata Fortuna, una joyería con piezas únicas creadas por ella gracias a la búsqueda de ideas frescas y diferentes maneras de expresarse ella misma. Los elementos que integran sus colecciones incluyen figuras geométricas, siluetas, cráneos, estrellas y clips.

Siguiendo la lista de joyería, también destacamos el caso de Caralarga, un taller mexicano de joyería artesanal ubicado en Querétaro que transmiten el valor de los trabajos manuales, además de que destacan la belleza de cada material.

De igual manera, este año vimos iniciativas que buscaron concientizarnos como sociedad respecto al uso y consumo de las prendas, ya que proyectos como ReUseMe o Armario Comunal concibieron la idea de compartir, comprar y vender ropa que ya no utilizamos pero que se encuentran en perfectas condiciones, todo con el fin de reducir el impacto ambiental que produce la producción de las prendas.

Este tipo de iniciativas son similares a los bazares que hubo este año, en donde pequeños productores o diseñadores tuvieron la oportunidad de ofrecer sus prendas, zapatos o alimentos y poder darse a conocer a un mayor número de personas. Bazares como la Lonja Mercantil, Colectivo de Diseño Mexicano y Tráfico Bazar fueron de lo más destacado en el año debido a su nivel de convocatoria.

Sin duda este 2017 fue un año para que la moda tomara las riendas de cambiar la perspectiva que tienen que ver con la unión y conciencia social, los prejuicios de la belleza y el respeto hacia la identidad de género y preferencias sexuales.

¿Qué otro momento consideras importante en la industria de la moda mexicana en este 2017?

 

Por: Daniel Jacobo (@soy_camel)

Fb Tw

Próximos eventos

Ig

Fb

© 2017 - 2018 MOVmagazine. Todos los derechos reservados.