Fb Tw Ig Yt Lk

Retos para ahorrar este 2018

Uno de los propósitos más comunes que tenemos cada que inicia un año es: “ahora sí voy a ahorrar” pero antes de que llegue mayo nuestros números ya están en rojo…

En ocasiones solemos pensar que ahorrar es muy complicado, es un esfuerzo o que simplemente no tenemos ese dinero extra para irlo guardando, pero en realidad esta es sólo una serie de excusas que nos impiden ir armando un “colchón”.

Para que ahorrar no sea un suplicio y que realmente se convierta en un propósito que cumplas con éxito durante todo el año, te dejamos algunos retos –realizables– de ahorro para este 2018:

 

Destinar un porcentaje de tu sueldo, mesada o “domingo”

Si trabajas o recibes algún dinerito cada semana, lo ideal es que reserves determinada cantidad para tu ahorro. Puede ser un porcentaje mínimo, como el 1%, pero que sea algo. Lo importante es que hagas el hábito de que siempre que recibas cualquier cantidad de dinero, destines una parte para guardarlo.

El porcentaje puede variar de acuerdo con tus posibilidades y qué tan cómodo te pueda resultar. Cada semana podrías ir aumentando ese porcentaje, mantenerlo igual por un tiempo o variarlo cada vez. Depende de ti y la meta que te hayas planteado para el año.

 

Reto de las 52 semanas ($10 pesos más cada semana)

Este reto se ha vuelto muy popular en los últimos años, sobre todo por su alta efectividad y por el poco esfuerzo que requiere.

¿De qué se trata? De ir ahorrando $10 pesos más cada semana; es decir, la primera semana ahorras $10 pesos. La siguiente ahorras $10 más que la anterior, o sea $20 pesos.

Sumando de $10 en $10 cada semana, lograrás tener un acumulado de $13, 780 pesos para final de año.

Es un reto nada difícil pero que requerirá un verdadero compromiso para que no dejes pasar ni una semana de ahorro.

 

Guardar cada moneda de $5

Ya sea porque recibas cambio o te las encuentres en la calle, ir guardando estas monedas en lugar de gastarlas resultará una gran sorpresa para el acumulado que puedas tener para fin de año.

Es un reto similar al de guardar monedas de $10 pesos en un garrafón pero para que resulte menos complicado que conseguir las de 10, enfócate en esas de 5.

¡Pero en serio no te las gastes, eh!

 

Pregúntate: “¿lo quiero o lo necesito?”

Uno de los problemas de las compras compulsivas es que tenemos la falsa idea de que queremos algo porque “lo necesitamos”, cuando en realidad sólo lo queremos y punto, así, sin propósito ni utilidad: una playera, blusa o suéter que nos enamora en cuanto los vemos, pero que no necesitamos porque nuestros clósets y cajones están llenos de ellos.

Cuando vayas a realizar una compra realmente asegúrate de que sea necesaria y qué utilidad le darás. Si lo estás pensando comprar para utilizarlo una noche será mejor que lo pienses dos veces.

FOTO: DANNY CAMINAL

 

No vivir a crédito

Nos resulta fácil pensar que el crédito es la salvación a todos nuestros problemas y que en algún momento seremos capaces de pagar todos nuestros gastos, por más innecesarios que sean. Pero la realidad es completamente distinta: vivir a crédito es como ponerse una soga al cuello solitos.

¿Por qué? Porque el crédito no es un dinero extra que viene de la nada sino que es una extensión de plazo que a fin de cuentas tendrás que pagar y, de hecho, pagarás más por él debido a los intereses que se generan.

No te endeudes ni gastes más de lo que puedes pagar con la idea de saldar tu deuda a futuro. No te eches la soga al cuello, pues.

 

Si te enfocas en alguno de estos retos o incluso si los mezclas entre sí, quizás llegues a tener unas finanzas estables para el próximo fin de año. Comienza con el pie derecho el 2018.

 

Por: Daniel Jacobo (@soy_camel)

Fb Tw

Próximos eventos

Ig

Fb

© 2017 - 2018 MOVmagazine. Todos los derechos reservados.