Fb Tw Ig Yt Lk

No eres tú pero hay alguien más: el robo de identidad en redes sociales

El delito de robo de identidad, para mala fortuna, ha ido en aumento no sólo en nuestro país sino en el mundo entero.

¿De qué se trata? Es un método que se usa para, de manera ilegal, abrir cuentas de crédito, contratar servicios, realizar compras o para cobrar algún tipo de seguro.

Pero trasladando este delito a las redes sociales, más allá de aprovecharse para robar o para cobrar, se utiliza para dañar la reputación de alguien más.

De acuerdo con la empresa especializada en verificación de información de personas físicas Hocelot, el 15% de los perfiles en las redes sociales son falsos. ¿Lo peor? Estos son cada vez más difíciles de identificar.

Bastan un par de fotografías para comenzar a darle vida a una cuenta falsa; luego se inventan una ciudad de origen y comienzan a agregar personas para que sus cuentas comiencen a pasar desapercibidas y sean tomadas en cuenta como reales.

Nos dimos a la tarea de preguntarle a quienes fueron víctimas del robo de identidad en redes sociales para saber qué fue lo que hicieron, cómo se dieron cuenta y cómo actuaron para solucionar el problema.

El primer dato importante: la mayoría son mujeres.

 

Tania

A mí me pasó cuando estaba en la universidad. Una amiga fue quien me avisó porque sino yo ni en cuenta. Recuerdo que el perfil estaba bajo el nombre de “Bárbara”, pero pues estaban mis fotos.

Reportamos el perfil pero este seguía apareciendo, pero después, como una semana más tarde, ya no existía el perfil. Muy raro. Las fotos que elegían eran como “las mejores” y todas eran en donde salía yo sola.

Creo que es una situación bastante común entre las mujeres, porque conozco a varias amigas que les ha pasado lo mismo.

 

Laura

Cuando empecé a subir de seguidores en Twitter comencé a ligar mis publicaciones de Instagram en la misma red, ya sabes, por eso de la inmadurez no se me ocurrió el hecho de que alguien se pudiera volar mis fotos. Además, mi perfil de Facebook no tenía nada de seguridad. Entonces todas mis fotos empezaron a robarlas, principalmente las de mis viajes.

Tengo amigos de Puebla que me pasaron varios perfiles falsos con mis fotos que eran creados desde allá; el problema es que tienes que juntar a muchas personas para que te ayuden a tirar el perfil falso porque la reacción de Facebook no es muy rápida.

Por ejemplo, si trabajo toda la noche pidiéndole a mis contactos que denuncien el perfil falso, al día siguiente ya no existe; pero a veces si esas cuentas tienen muchos “amigos” agregados esto puede tardar de dos días en adelante.

Es muy estresante que estén fingiendo ser tú pero con otra personalidad. Cuando crean estos perfiles ponen que son “modelos” o te inventan un nombre que te hace parecer una pornstar.

Por ello, cada dos o tres meses cambio mis usuarios de todas mis cuentas; al final, terminé sintiéndome demasiado expuesta.

 

Itzel

La verdad es que yo no sabía, un amigo me dijo que había visto mi perfil pero se llamaba “Renata”. Me dijo que tuviera cuidado con la privacidad de mis cosas.

Entonces entré al perfil y según vivía en Reynosa, Tamaulipas, y ponía puras mamadas sexosas.

Mis amigos me ayudaron a denunciar el perfil y lo dieron de baja. Afortunadamente lo desactivaron enseguida. Esta es la segunda vez que me sucede.

 

Rocío

Me llegó un inbox desde el Facebook de una amiga, pidiéndome que si por favor le podía pasar la contraseña de mi mail para poder enviar algo. La situación era tan fuera de lo normal y sonaba tan desesperada y convincente que se la di.

En la madrugada estaba despierta, trabajando en la compu y empecé a notar que había muchos mensajes nuevos, que supuestamente yo había mandado a varias chavas pidiendo sus contraseñas. Poco a poco iban desapareciendo las conversaciones y me bloqueaban a los usuarios a los que les escribieron

Cuando me di cuenta de eso avisé a mis contactos que no era yo y cambié todas mis contraseñas. Nunca supe para qué más usaron mi información ni nada

 

Mónica

Todo empezó cuando tenía MySpace, lo abrí a los doce años. Lo mantuve con vida hasta como mis veinte, calculo. De los perfiles falsos que me enteré fueron 17 fake los que me hicieron; uno en particular eran mis fotos y ese fake tenía “un novio” que era mi novio real de ese tiempo; o sea, era mi vida “en California” y con otros nombres.

Luego saqué Facebook y ahí me hicieron otros; me entero porque me los mandan personas que tengo en común.

Hasta ahorita van 54 perfiles falsos desde lo de MySpace hasta hoy.

 

Paulina

La primera cuenta que saqué en Twitter tenía muy pocos seguidores. Entonces, un día me desperté y resulta que desde mi cuenta se estaban enviando mensajes a mis seguidores para hacer webcam. Se mandaban fotos mías también.

Al segundo día la cuenta cambió la foto de perfil y puso a una mujer tipo rusa que se veía operadísima y prácticamente me quitó el control de mi cuenta.

Obviamente Twitter ni se inmutó y tuve que crear otra cuenta.

 

Lupita

Se hicieron pasar por mi hace como 4 años en Facebook, me “llamaba” Rosa. Según tenía 19 años y supongo que era alguien conocido porque tenía fotos mías hasta con amigos.

También cuando tenía MySpace me usurparon, pero ahí eran unas fotos porque participé en un concurso de fotografía de desnudo para una amiga y se me hizo fácil subir las fotos; entonces las tomaron de ahí, para una página de “chicas acá” y pusieron que tenía 17 años.

 

También nos encontramos con un par de hombres que pasaron por la misma situación.

 

Jordi

Un día una cuenta extraña me contactó en Twitter y me dijo “oye, alguien está robando la información de tu perfil”. Me metí a ver y era una cuenta con mi nombre y una foto que sacaron de mi perfil de Facebook.

Las publicaciones que aparecían me mostraban como vacacionando, paseando en autos de lujo, así, como si tuviera un chingo de dinero.

Cuando me puse en contacto con esta cuenta para ver qué pasaba me intentaron amedrentar asegurando que tenían información mía.

 

Roberto

Usaron mis fotos para el Grindr jajaja

Como ves, los robos de identidad en las redes sociales son más comunes de lo que parece, por lo que siempre mantén actualizados tus sistemas operativos, cambia las contraseñas de vez en cuando y asegúrate de incrementar los niveles de seguridad de cada una de tus redes sociales para evitar ser una víctima más de este delito.

 

Por: Daniel Jacobo (@soy_camel)

Fb Tw

Ig

Fb

© 2017 - 2018 MOVmagazine. Todos los derechos reservados.