Fb Tw Ig Yt Lk

No te dejes engañar y revisa en sitios confiables antes de entrar en pánico por una noticia

En el escenario de la desinformación en México y el mundo existen medios que siguen destacando por ser preferidos entre los usuarios de medios sociales digitales y que dañan a los sitios serios.

Su estrategia es apelar a las emociones y jugar con la psique de los usuarios. Se trata de inventar o distorsionar información desde una postura ideológica o partidista. Básicamente están jugando con las espontaneidad de reacción de quienes los siguen.

Quizás pareciera que el compartir sus contenidos no implica ninguna consecuencia negativa, pero el problema se encuentra precisamente en eso: creer que el daño es nulo.

Sin embargo, juegan con tus intereses, con tus emociones, con tus preferencias ideológicas o político-partidistas. Distorsionan e inventan, confiando en que vas a creerles y a compartir sus publicaciones y además ganan dinero con ello. ¡Identifícalos, bloquéalos, denúncialos!

Ahora, considerando la existencia de estos parásitos enfoquémonos en los sitios que día con día hacen un esfuerzo para transmitir la verdad.

Sitios como Wikipedia, pese a que a veces contiene errores, luchan por ser lo más preciso posible. Además de que es una plataforma enorme y gratuita, su veracidad ha mejorado con el paso del tiempo gracias a las revisiones colectivas que la respaldan. Es una herramienta muy útil para hacer consultas rápidas y conocer el trasfondo de tal o cual situación.

El equipo que se encuentra detrás de ese sitio cada vez trabaja más arduamente para que su contenido pueda ser considerado como cualitativo y veraz.

Por otro lado, los filtros en las noticias halladas en Google (en su sección específica noticiosa) han mejorado tanto que es difícil encontrarte con una nota falsa. Tanto algoritmos programados como empleados batallan por omitir los sitios fraudulentos con el fin de mitigar este problema.

Es similar el caso de Youtube, pues sus medidas para encontrar videos con noticias falsas o con contenido explícito ahora son mucho más estrictas que antes. Sin embargo, con la cantidad de videos que se suben a diario es verdaderamente complicado ubicar quiénes dicen la verdad, quiénes dicen mentiras y quiénes tan solo buscan entretener al público con contenido satírico.

Es similar el caso de Facebook, pero volvemos al mismo problema, pues es tanta información compartida por tanta gente a la par del funcionamiento automático o coordinado de los bots.

También en importante fijarnos en el sitio en el que estamos consultando la noticia. De verdad, si no es un sitio o cadena de noticias que te suene familiar, ignóralo o cerciórate de que lo que dicen esté fundamentado con más datos y otras fuentes.

Quizás el problema de las notas falsas sea tan difícil de exterminar como a las cucarachas de la faz de la Tierra, pero si nos concentramos en revisar fuentes y datos antes de difundir notas de las cuales no tenemos certeza, podremos ayudar a disminuir la desinformación que –irónicamente– está ahogando a la sociedad moderna.

Por: Natalia Montes (@natwow)

Fb Tw

Ig

Fb

© 2017 - 2018 MOVmagazine. Todos los derechos reservados.