Fb Tw Ig Yt Lk

Reutilizan colillas de cigarros para crear productos de utilidad

En México hay alrededor de 14 millones de fumadores. Entre todos consumen cerca de 250 millones de cajetillas al año, lo que significa 50 mil millones de colillas de cigarro, mismas que terminan –en su mayoría– en la vía pública.


Quizás estos pequeños residuos puedan parecer inofensivos, pues es un acto regular que la gente las arroje a la calle. Pero en realidad representan un problema de salud pública, pues contienen sustancias tóxicas nocivas para cualquier organismo vivo, tardan de 10 hasta 25 años en degradarse  e incluso una sola colilla puede contaminar hasta 50 litros de agua potable.

Además de que es importante diseñar estrategias y acciones para la creación de campañas de información y concientización con respecto a los efectos nocivos que las colillas causan a nuestro entorno, un grupo de mexicanos desarrollaron un proyecto que transforma este residuo en productos de utilidad.

El modelo de negocio lleva el nombre de Smoke Life y consiste en la recolección de colillas de cigarros para su total transformación, lo cual mitiga el problema de contaminación y le da un uso a un desecho que aparentemente es inútil.

Su modelo de recolección masiva de colillas contempla tanto aquellas que se encuentran al aire libre, como las que podrían recolectarse situando contenedores en lugares específicos en los que la gente suele fumar mucho, tales como bares y antros, para que la gente las deposite ahí.

Este proyecto fue ideado por Alejandro Martínez, ganador del Premio UVM por el Desarrollo Social 2017. Uno de los integrantes de su equipo, el biólogo Leopoldo Benítez, desarrolló un proceso biotecnológico con el que se manipula el acetato de celulosa (el algodón que compone las colillas de cigarro para capturar elementos nocivos).

Con este material se elaboran productos tales como recubrimientos anticorrosivos, pastas para libretas, aislantes térmicos y acústicos, ladrillos, suelas de zapatos, entre otras cosas.

Para lograr dichos resultados, los involucrados aseguraron que todas sus creaciones quedan limpias del desagradable olor que caracteriza al tabaco quemado, además de que no hay riesgo de contraer enfermedad alguna, por lo que son productos confiables y seguros de usar.

Imagina la diferencia que este proyecto podría hacer si se difunde a gran escala y se coloca la cantidad adecuada de contenedores especiales… Poco a poco surgen más proyectos de esta índole, los cuales son necesarios para que los humanos no nos ahoguemos en nuestra propia negligencia.

¿Estabas consciente de lo dañinas que son las colillas de cigarro? ¿Comprarías un producto de Smoke Life?

Por: Natalia Montes (@natwow)



Fuente: Milenio.

Fb Tw

Ig

Fb

© 2017 - 2018 MOVmagazine. Todos los derechos reservados.