Fb Tw Ig Yt Lk

“¿En dónde la he visto?”: la desinformación con imágenes

¿Cuántas veces no nos hemos encontrado navegando por internet cuando de pronto nos aparece una imagen acompañada de un encabezado noticioso y nos preguntamos en dónde hemos visto esa imagen?

Uno de los grandes problemas con las noticias falsas –fake news– es que no sólo se trata de textos que tergiversan la información sino que, además, vienen acompañadas de imágenes que argumentan tener el mismo origen de la noticia; entonces todo es una completa mentira…

El uso de imágenes refuerza la supuesta “credibilidad” de una noticia falsa, dado que se supone es una evidencia “infalible” de lo que está aconteciendo.

Pero, de hecho, sí es falible.

Muchas imágenes en la red suelen ser sacadas de su contexto original para alimentar estas noticias falsas o manipulación de la información con distintos fines. En ocasiones las imágenes son colocadas por error, pero en otras se eligen precisamente para propagar las noticias falsas.

Uno de los casos recientes en donde fuimos testigos de esto fue tras el sismo del 19 de septiembre. Imágenes de supuestos edificios colapsados eran tuiteados o publicados en Facebook junto con la dirección en donde aparentemente se encontraba ese falso derrumbe.

Pero cuando la ayuda llegaba a esa dirección la sorpresa era que el edificio se encontraba en perfecto estado o que, de plano, ni siquiera había un edificio en ese lugar.

Asimismo, también llegó a viralizarse la fotografía de un niño llamado “Bruno” que supuestamente había desaparecido en el Colegio Rébsamen. La fotografía recorrió todas las redes sociales posibles.

Sin embargo, la noticia era falsa. De hecho la imagen de ese niño también había circulado en Argentina, en donde se pedía ayuda para hallar a la madre del falso desaparecido.

 

Otro caso relacionado con lo sucedido tras el sismo fue que, de acuerdo con reportes en redes sociales, había “gente que se hacía pasar por personal de Protección Civil para entrar a las casas y robar”. Esto nunca fue comprobado como tal y una de las supuestas pruebas existentes era una fotografía que sí se trataba de unos ladrones pero que estaban aterrorizando a Pakistán. 

Desde luego que las fotos del sismo no han sido las únicas falsificadas, ya que las fake news ocupan un lugar privilegiado en Internet.

Otro ejemplo es esta imagen que supuestamente fue tomada instantes previos a los atentados del 11 de septiembre en Nueva York. En la imagen se ve a un turista posando con la ciudad a sus espaldas mientras un avión se acerca al inminente choque contra una de las torres. 

El húngaro Péter Guzli es el autor de esta fotografía y comentó que él editó la foto como una “broma” para compartirla con sus amigos sin esperar que rápidamente se hiciera viral por la red.

Los casos sobran y un ejemplo más se dio cuando en España la situación se encontraba tensa por el proceso de “independencia” de Cataluña. Entre las protestas hubo choques entre manifestantes y policías, ante lo cual hubo quien no perdió tiempo para falsificar imágenes.

Regresando al caso de México, a finales del mes de noviembre, se entregó el Premio Nacional de Periodismo en distintas categorías. En el rubro de “fotografía” el premio fue para Isaac Esquivel Monroy,con una fotografía titulada “Indiferencia”.

Sin embargo, hubo quien comenzó a esparcir otra imagen bajo el mismo título como supuesta ganadora, con la intención de propagar una noticia falsa en internet. Lo curioso es que el autor de las dos fotos es el mismo, lo cual ayudó a que la tergiversación tuviera “cierta” credibilidad. 

(ORIGINAL) FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM
(FALSA) FOTO: ISAAC ESQUIVEL

No cabe duda de que estamos expuestos a la información falsa, por lo que debemos tomar nuestras precauciones ante lo que leemos y vemos en la red, buscando siempre una segunda o tercera fuente que corroboren el origen. No son tiempos para los crédulos. O quizás son precisamente los tiempos de los crédulos, la desinformación, la posverdad.

 

Por: Daniel Jacobo (@soy_camel)

Fb Tw

Próximos eventos

Ig

Fb

© 2017 - 2018 MOVmagazine. Todos los derechos reservados.