Fb Tw Ig Yt Lk

¿Cuándo debes preocuparte por los pelos enterrados?

¿No te ha pasado que un día descubres un nuevo “barro” en tu cuerpo y decides proceder a reventártelo porque no puedes con lo horrible que se ve y cuando lo revientas te das cuenta de que había un pequeño pelo enterrado y que no era únicamente grasa acumulada?

Descuida, no eres la primera persona a quien le pasa ni serás la última; los vellos encarnados son una situación común que puede evitarse.

Primero que nada, ¿por qué se “entierran” estos pelos?

Se trata de vellos que después de cortarlos comienzan a crecer de nueva cuenta pero en distintas direcciones a las previas, por lo que en lugar de salir por fuera –literalmente– de la piel, se enredan y crecen debajo, causando que la piel se nos inflame un poco y aparezcan estos bultos que pensamos que son granos.

Como se trata de una “anormalidad” nuestro cuerpo reacciona intentando atacar esta anormalidad y concentra ahí sus defensas. Por ello se vuelven rojos e incluso llegan a doler.

A los hombres nos sucede esto especialmente en la zona en donde nos crece la barba, incluso hasta en el cuello; a las mujeres, por el contrario, les sucede normalmente en las ingles.

Si te depilas regularmente con pinzas o te afeitas estirando la piel esto permite que el vello cortado quede debajo de la capa exterior de la piel.

Si eres una persona que tiene vellos con rizos muy cerrados, lo más probable es que presentes un mayor número de vellos enterrados que aquellos que no lo tienen rizado.

Algunas de las complicaciones que estos vellos pueden producir son:

-Infecciones bacterianas por rascarse

-Oscurecimiento de la piel, que también se le conoce como hiperpigmentación

-Cicatrices permanentes

-(En hombres) Pseudofoliculitis de la barba, que es una especie de irritación

Afortunadamente existen maneras de prevenir los vellos enterrados:

-Lavarse la piel con agua tibia y utilizar un limpiador facial antes del afeitado

-Antes de afeitarte aplica crema de afeitar lubricante para suavizar el vello

-Cuida la dirección en la que te afeitas, lo recomendable es hacerlo en la dirección del crecimiento del vello

-Rasurarse después de bañarse es bueno para la piel pues estará hidratada y el vello estará suave

-Evita, en la medida de lo psoible, usar ropa muy ajustada, ya que este tipo de prendas crea fricción y presión sobre los folículos pilosos, lo cual provoca que el crecimiento de los vellos se encorve hacia el sentido de la piel

-Exfóliate regularmente ya que entre más gruesa es la capa de células muertas más difícil le resulta al vello poder salir; por ello, al exfoliarnos, logramos remover las células muertas

Los vellos ocasionales no son motivo de preocupación alguno, pero en caso de presentarlos de manera regular, puedes visitar al médico para que ayude a controlar este tipo de trastorno crónico.

Como mujer, si te aparecen vellos encarnados derivados del crecimiento excesivo de vello indeseado, tu médico determinará si esto es derivado de alteraciones hormonales que pueden ser tratadas; lo importante es acercarte a él o ella para que puedas tener una visión más clara de lo que sucede en tu cuerpo.

 

Por: Daniel Jacobo (@soy_camel)

Fb Tw

Próximos eventos

Ig

Fb

© 2017 - 2018 MOVmagazine. Todos los derechos reservados.