Fb Tw Ig Yt Lk

Cuidado masculino: cuando la metrosexualidad se normaliza

A finales del siglo XX y principios del XXI el término metrosexualidad comenzó a ganar popularidad y se utilizaba –o utiliza– para señalar a los hombres que cuidan su imagen personal, situación que antes se reservaba “únicamente” para las mujeres.

El término fue acuñado por el periodista británico Mark Simpson, especialista en la cultura popular, medios de comunicación y masculinidad.

El primer personaje catalogado como metrosexual a nivel mundial fue el ex futbolista David Beckham, quien a raíz de su boda con Victoria Beckham comenzó a poner atención a su imagen (aunque no se puede decir que antes no lo hiciera ya), pasando por estilos tan distintos como el “dandy” (con uso de trajes de alta costura) hasta el tipo punk o cuidadosamente despreocupado.

Hace 18 años, cuando todo este estilo se viralizó, causaba cierta extrañeza entre los hombres el siquiera pensar en utilizar algún tipo de crema, en especial para la cara y manos.

Hoy esa extrañeza ha cambiado por completo y el cuidado personal en los hombres se ha convertido en algo completamente normal.

Antes los hombres que se preocupaban por un afeitado iban a las barberías a eso, a que solamente los afeitaran. En nuestros días existen barberías que hasta ofrecen masajes para completar el servicio, te depilan las cejas, las narices y te ofrecen un whisky, todo ello en un contexto supuestamente “vintage”.

Así es como el término “metrosexual” ha quedado en la prehistoria para dar paso a una gran gama de términos de acuerdo al estilo de cada hombre; ser metrosexual se convirtió en la base para dar el siguiente paso hacia otros estilos.

Términos como “retrosexual”, “übersexual”, “spornosexual”, “tecnosexual” y “lumbersexual” se han popularizado y revisaremos qué significa cada uno.

 

Retrosexual

Este término es utilizado para describir a los hombres que han adoptado hábitos que se tenían en décadas anteriores, como en los 60.

Este tipo de estilo ha hecho que las antiguas barberías resurjan pero en un concepto mucho más moderno.

Hay quienes consideran a la serie Mad Men como un producto ícono de la retrosexualidad.

 

Übersexual

Mark Simpson también creó este término y lo utilizó para referirse a una estrategia de mercado que se creó detrás de la metrosexualidad; el periodista sugirió que este término “destaparía” las raíces homosexuales de los metrosexuales para que fuera del agrado de todos los hombres.

Con ello las empresas de belleza ampliaron su gama de productos, creando ahora uno para mujeres y otro para hombres.

Digamos que, palabras más, palabras menos, los übersexuales son quienes se cuidan como metrosexuales pero según ellos mismos no lo son.

Muy complejo.

 

Spornosexual

Surgido de la contracción de los términos en inglés sportman y porn, el spornosexual es un término que describe el homoerotismo explotado por protagonistas del mundo del deporte que venden su imagen a compañías de ropa interior y moda.

Hombres con cuerpos ejercitados, interesados en el cuidado personal, que ponen especial atención a la depilación. Su objetivo, de acuerdo con Mark Simpson, es buscar una reacción “homoprovocativa” en los hombres.

 

Tecnosexual

Derivado de las palabraa tecnófilo (de quienes adoran la tecnología) y sexualidad, este término describe a los “nerds” con estilo.

Este es un término registrado como propiedad de la marca Calvin Klein y se apoya en la idea de que la actualización tecnológica es un ideal masculino, por lo que medios especializados aprovechan sus espacios publicitarios para reflejar a los tecnosexuales con el fin de que los hombres se sientan atraídos al mercado.

 

Lumbersexual

Quizás un término más conocido es el que hace referencia a los hombres “leñadores”, con cuerpos fornidos o robustos y con abundante vello facial.

A pesar de que en primera instancia pareciera que son hombres que no se preocupan por el cuidado personal, la realidad es que los lumbersexuales cuidan mucho su aspecto, en especial las barbas tan abundantes.

Es un hecho que hoy en día los hombres ponemos más atención en nuestro aspecto físico; para algunos es buena idea que se dé ese cuidado, pero para otros parece exagerado que se ponga tanta atención a los detalles.

De nueva cuenta no hay como la comodidad que cada uno pueda sentir con su cuerpo.

 

Por: Daniel Jacobo (@soy_camel)

Fb Tw

Próximos eventos

Ig

Fb

© 2017 - 2018 MOVmagazine. Todos los derechos reservados.