Fb Tw Ig Yt Lk

¿Cómo nos fue en el segundo debate de la CDMX?

Ayer por la noche se llevó a cabo el segundo debate entre los siete candidatos a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México en las inmediaciones del Canal Once. En este segunda ocasión se tocaron temas relacionados con la economía y el desarrollo social.

En un inicio las candidatas y candidatos se mostraron dispuestos a llevar a cabo un buen debate; sin embargo, el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Mikel Arriola, en un intento por mostrarse como el favorito de los votantes de derechas, se lanzó en contra de las candidatas Alejandra Barrales y Claudia Sheinbaum.

De nueva cuenta el espacio para la confrontación de ideas fue utilizado por los candidatos para descalificaciones, ataques y el uso cartulinas acusatorias.

Por un lado, la candidata independiente Lorena Osornio se mostró todavía más titubeante que en el primer debate, lo cual demostró una falta de carácter y fortaleza de discurso que le hicieron perder empatía.

La candidata por Nueva Alianza, Purificación Carpinteyro, acusó en distintas ocasiones a Sheinbaum por “robarle” sus propuestas y por la corrupción que hubo en el tema del Colegio Rébsamen en el sismo del 19S.

Marco Rascón, del Partido Humanista, manejó un buen discurso y se le notó con mayor soltura que en el debate pasado, cuando se la pasó leyendo la mayor parte del tiempo. Una de sus propuestas centrales respecto a la economía y el desarrollo social fue la creación de un Banco Central digital para ahorrar mil 300 millones de pesos en servicios bancarios y poder construir un fondo para el desarrollo social.

Quien se mostró un tanto distante de este lanzamiento de pedradas fue la candidata por el Verde Ecologista (PVEM), Mariana Boy, quien se dedicó a repetir sus spots insistiendo en los estímulos fiscales para empresas que contraten jóvenes en su primer empleo, además del impulso a los programas de fomento a la agricultura.

Cabe señalar que todos los candidatos destacaron la precaria condición en la que viven los campesinos que se encuentran en las zonas rurales de la capital.

Barrales y Arriola, además de atacarse entre ellos, estuvieron golpeando a Sheinbaum, la líder en todas las encuestas, de distintas maneras: corrupción, impunidad, medio ambiente, etcétera.

El candidato priista señaló que daría una pensión mensual de $3,200 pesos a las mujeres capitalinas; Barrales propone $2,500 “pa’ las jefas”. Arriola también propuso incrementar a $2, 400 pesos mensuales el apoyo a adultos mayores, un respaldo total a los taxistas y la renovación completa y sin costo a microbuses.

Este es un tema que debería preocuparnos porque, al parecer, con Mikel no habría mayor regulación y, por el contrario, se inclinaría más a facilitarle la vida a los microbuseros, quienes tienen un nulo respeto al reglamento de tránsito capitalino, así como a las medidas de seguridad y de control contra la contaminación ambiental.

Por su parte, la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia, Claudia Sheinbaum, señaló que los principales ejes económicos de la ciudad serán el turismo y los servicios, además de que prometió impulsar tres nuevos corredores económicos: Río de los Remedios, Canal Nacional y el Polígono B del Centro Histórico.

También agregó que convertirá a la CDMX en la capital cultural de América a través de la creación de 12 festivales anuales con distintas temáticas que generarían empleo e ingresos para la economía de la ciudad.

Finalmente, Barrales apostó por el desarrollo de la zona oriente de la ciudad, en donde dijo que surgirá “un nuevo pulmón” para la capital con la creación de una nueva Ciudad Universitaria, un nuevo Chapultepec y un nuevo corredor industrial.

Los ataques que fueron lanzados en el debate pasado resurgieron en este segundo encuentro entre candidatos, por lo que no nos sorprendería que hubiera un tercer round de descalificaciones en lugar de un contraste de ideas.

Por último, hay que decirlo, tras el primer debate, Mikel Arriola ha ganado popularidad entre los capitalinos a pesar de sus posturas ideológicas, que parecen contrarias a los de la mayoría de los ciudadanos; decimos “parece” porque sorprende este aumento de popularidad mientras que Barrales, cercana al ex jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera, ha perdido muchas simpatías por las malas prácticas y cuestionamiento de la gestión de éste.

El tercer y último debate se llevará a cabo el próximo 20 de junio, 11 días antes de la jornada electoral.

¿Qué opinas de los candidatos a la jefatura de gobierno? ¿Consideras que sus propuestas se apegan a las necesidades de la capital?

 

Por: Daniel Jacobo (@soy_camel)

Fb Tw

Próximos eventos

Ig

Fb

© 2017 - 2018 MOVmagazine. Todos los derechos reservados.