Ella es Alyssa Carson, la joven de 17 años que viajará a Marte

Alyssa Carson, mejor conocida como Nasa Blueberry, podría convertirse en la primera y más joven mujer en viajar a Marte en 2030.

 

A los 16 años, Alyssa ya había sido testigo de tres lanzamientos de transbordadores espaciales, atendido a 7 campamentos espaciales y se convirtió en la primera persona en haber completado el programa de pasaporte de la NASA.

 

Obtuvo su licencia de cohete antes que su licencia para manejar. Esta joven es llamada por un deseo de vivir su vida a tope y dejar un impacto duradero y positivo en el mundo.

 

En enero de 2013, con tan solo 12 años, fue seleccionada como uno de los 7 embajadores para la misión de establecer una colonia en Marte en el año 2030. En 2016 Alyssa se graduó del programa avanzado del PoSSuum, con el cual se certificó oficialmente para poder viajar al espacio.

 

Es una niña normal con un sueño que está empeñada en conseguir. En una de sus recientes entrevistas menciona que si hubiera un gran porcentaje de riesgo de no regresar a la Tierra, ella igualmente se iría: “aunque la misión sea peligrosa pienso que la recompensa será mucho más grande que el riesgo”.

 

Desde pequeña tuvo su corazón en las estrellas. Su padre nunca imaginó en educar a una niña a la cual tendría que apoyar para que dejara e l mundo. A los 3 años Alyssa le preguntó si las personas habían viajado a Marte y él le contestó que no, pero que a la generación de ella sí le tocaría verlo.

 

De pequeña empezó a ver videos de aterrizajes en Marte –amartizajes– y en su cuarto tenía un mapa gigantesco del planeta rojo. Su papá le compraba telescopios para que pudiera mirar el espacio y desde entonces se convirtió en la ambición de su vida.

 

“Voy a tener que trabajar muy fuerte para llegar a donde quiero”.

 

Alyssa, a sus 17 años, estudia una carrera profesional en cuatro idiomas mientras termina quinto de preparatoria. En una conferencia mencionó que cuando era niña cambiaba de opinión como todos sus compañeros sobre las carreras. Un día quería ser maestra, otro presidente, pero al final siempre pensaba que cuando regresara de Marte podría ser presidenta o bombera.

 

“Sé los peligros que implica y soy consciente de todo lo que estoy dejando atrás por seguir mi sueño; pero creo que al final esta misión traerá mucho bien al mundo”. La misión tiene como propósito poder construir algo parecido a la Tierra y poder tener una segunda casa en la que los humanos puedan vivir.

 

Además de seguir trabajando en llegar a su meta, Alyssa ha creado la fundación Blueberry, en la cual imparte charlas motivacionales y da mensajes de apoyo a las personas que persiguen sus sueños. “Sigue tus sueños siempre y no dejes que nadie te los arrebate”.

 

Sigue las cuentas de Alyssa en Instagram, Twitter y Facebook para seguir su trayectoria.

 

Instagram: nasablueberry

Facebook: nasablueberry

Twitter: @NASABlueberry1

 

Por: María José Hernández Ampudia