China odia a Winnie Pooh y sus amigos

Por más increíble que parezca, China –la principal potencia económica de Oriente y quizas del mundo– desprecia tanto a la figura de Winnie Pooh que ha prohibido la exhibición de su más reciente película en formato live-action en aquella nación.

La nueva película de Disney, Christopher Robin: un reencuentro inolvidable, no será proyectada en las salas chinas debido a la censura que el gobierno ha impuesto contra el famoso osito.

Esta censura no ha estado limitada a esta nueva película sino que, en general, el gobierno chino ha bloqueado su imagen por todo el internet, especialmente sus redes sociales.

Pero ¿por qué tanto odio contra un osito animado (ahora en live-action)?

Por extraño que parezca el oso se ha convertido en un símbolo de disidencia política en china, luego de que muchos han comparado su figura con la del actual presidente Xi Jinping.

Todo comenzó en 2013 cuando se viralizó una imagen: por un lado, estaba Xi Jinping caminando junto al ex presidente norteamericano Barack Obama; por el otro, una imagen comparativa de Winnie Pooh caminando junto a su amigo Tigger que parodiaba a los presidentes.

Pooh hacía clara referencia a Xi, y Tigger a Obama.

Luego, en 2014, se hizo viral otra foto del presidente chino, ahora saludando al primer ministro japonés, Shinzo Abe. La imagen comparativa era Winnie Pooh dándole la mano al burro Igor, otro famoso personaje de la historia.

Ante las insistentes comparaciones que son consideradas como “serios esfuerzos por socavar la dignidad de la oficina presidencial y el propio Xi”por parte del gobierno, todo lo que tenga que ver con uno de los ositos más populares quedará fuera de territorio chino, incluyendo su más reciente filme protagonizado por Ewan McGregor.

¿Qué opinas de esta censura del gobierno? ¿Consideras que es una medida necesaria o exagerada por parte del gobierno?

Por: Daniel Jacobo