“No lo digo yo, lo dice Marx”

Hoy en día es preciso que nos cuidemos mucho de lo que decimos en las redes sociales. Cualquier cosa puede ser utilizada en tu contra, sobre todo si eres “influencer”.

Esto fue lo que le pasó al YouTuber Chumel Torres, quien se ha dedicado a hacer “El Pulso de La República”, un espacio de opiniones políticas combinadas con datos y humor.

Pero fue debido a un comentario mal acomodado que Chumel se convirtió en la burla de todo twitter, e incluso ocasionó que Carlos Marx, filósofo alemán que denunció el capitalismo, llegara a ser tendencia en la red social.

Todo empezó cuando dio su opinión acerca de la invitación al papa Francisco para que participara en los foros de pacificación que se llevarán a cabo a partir del 7 de agosto.

“¿Crees que tu día empezó mal? Imagínate tener que justificar la invitación de Morena al papa Francisco cuando pensaron que era una izquierda atea alejada de la iglesia. Será muy izquierda, pero escribe con la derecha, amix”, escribió el famoso youtuber.

Las críticas contra Chumel llegaron como cascada e intentó defenderse con un tuit en el que se refirió a Karl Marx. “A ver, lectura y comprensión: lo que escribí es que muchos votaron Morena pensando en su ideología de izquierda, que por definición separa a la iglesia del estado. Eso no lo digo yo, lo dice Marx”, escribió.

Ese momento en el que la tratas de arreglar las cosas y todo sale peor… Es increíble citar a alguien sin fundamento y sin siquiera saber si esas ideas fueron propuestas por esa persona.

La confusión de Chumel radica en que la separación de iglesia y estado es laicismo, no ateísmo. Ateísmo es la negación de la existencia de Dios.

Pese al mal uso de conceptos relacionados al Estado y religión, no hay que confundirse.

Marx tenía una firme creencia en el materialismo dialéctico. Esto significa que en el comunismo, la ideología que manifiesta en sus escritos, la materia es lo único certero. Las ideas tienen un origen físico y la existencia es objetiva en el tiempo y el espacio.

La religión y las creencias metafísicas y espirituales que la rodean, son responsables de la miseria, “es una queja de la criatura oprimida, el sentimiento de un mundo sin corazón y el alma de unas condiciones desalmadas. Es el opio del pueblo”, diría Marx.

“La abolición de la religión como la felicidad ilusoria de los hombres es una demanda para su felicidad real. El llamado a abandonar sus ilusiones acerca de su condición es un llamado a abandonar una condición que requiere de ilusiones. La crítica de la religión es, por lo tanto, la crítica embrionaria de este valle de lágrimas del cual la religión es el halo.”

Por lo tanto, sí, en principio la izquierda y la iglesia realmente no se llevan y eso se puede intuir con los escritos, pero las palabras de Marx fueron distintas a lo que le adjudicó Chumel.

Pero más allá de Marx, Morena, el Papa o el propio Chumel, la cuestión –y la lección– aquí es que, a menos de que quieras convertirte en objeto de burla, no hay que referirse a cosas de las cuales no tienes certeza sólo para aparentar que sabes sobre algún tema.

¿Qué opinas de los comentarios de Chumel? ¿Crees que merece todas esas burlas? ¿Tú qué le dirías?

Por: Natalia Montes (@natwow)