Cineteca Nacional: una experiencia completa

Desde que la Cineteca Nacional remodeló sus instalaciones, diversos espacios dentro del recinto abrieron para complementar la experiencia.

 

Cafés, bares, librerías, videotecas y una galería complementan las visitas a las salas de cine.

 

Para conocer más sobre todo esto, fuimos a platicar con Mariana Bermúdez Huerta, quien es la subdirectora de exposiciones de la Cineteca Nacional y esto nos contó:

 

La Cineteca es el espacio dedicado a la preservación y conservación de la historia fílmica de México.

 

En un principio esa era su función principal, posteriormente se abrieron salas de cine y hoy en día, tras la remodelación, nos convertimos en un referente cultural del país porque ahora también nos encargamos de difundir.

 

Somos un gran difusor de la cultura cinematográfica mundial, no solo la mexicana.

 

Además, recién en 2015 inauguramos una galería dedicada exclusivamente a contenido relacionado con el cine, tanto curadurías hechas en casa, como exposiciones itinerantes internacionales.

 

 

 

De igual manera se abrió el espacio en el que estamos ahorita, la videoteca Carlos Monsiváis que alberga más de siete mil títulos digitalizados. En este espacio, estudiantes y público en general puede venir a consultar este acervo digital.

 

Se amplio también el área académica: impartimos cursos de formación en estudios de cine y análisis.

 

Nos hemos convertido en un referente cultural de México.

 

 

¿Cómo ha cambiado la Cineteca a partir de la apertura de la galería?

 

La primera exposición con la que inauguramos fue una retrospectiva de los 40 años de la Cineteca Nacional, siendo un poco el recuento histórico.

 

Después tuvimos una exposición que fue una curaduría interna. La hicimos en colaboración con la Fundación Televisa, curada por Rafael Barajas El Fisgón, y fue un recuento de la historia del cine cómico mexicano.

 

Más tarde tuvimos la fortuna de comenzar a ser tomados en cuenta y llegamos a Kubrick, la cual fue nuestra primera exposición internacional.

 

Con esa batimos récord: para que se den una idea comenzamos con 10 mil visitantes en la primera exposición de la galería; con Kubrick tuvimos 161 mil visitantes.

 

Esta exposición nos abrió aún más las puertas de otros proyectos. Hicimos una curaduría interna de Luis Buñuel, la cual tenemos pendientes para inaugurarla el próximo año.

 

Luego nos buscó Disney México y nos planteó dos proyectos muy interesantes: uno relacionado con la historia de México y Walt Disney, esta relación que habían tenido en los diversos que él hizo por el país, así como la influencia que tuvo el país en su trabajo.

 

El otro fue la exposición del making off de “Coco”, la película animada.

 

Esto, en términos de público nos ayudó a traer a nuevas generaciones que se sorprendieron de todo lo que hay detrás de cada producción.

 

Al tener una amplitud de programación y alternativas tanto con proyecciones como con exposiciones, nos permite complementar la experiencia del público con charlas, cursos, programación, etc..

 

La exposición de Disney fue el parteaguas para darnos a conocer en el mundo, no solo la galería sino la Cineteca tal cual.

 

Había gente que ha vivido toda su vida en la ciudad pero que no conocía la Cineteca.

 

Hoy tenemos la exposición Hitchcock, hasta el 13 de enero. Es otro acercamiento a un cineasta muy distinto tanto a Disney como a Kubrick.

 

 

Pretendemos dar versiones diferentes de las cosas, diversificando el contenido y que sean de interés para el público en general para que se sigan formando en cine.

 

 

Visitar la Cineteca Nacional al sur de la ciudad es una experiencia única, en donde puedes empaparte de arte, pasar un buen rato con tus amigos o pareja y disfrutar de filmes selectos que tienen para ti.

 

 

Por: Daniel Jacobo