Deporte y activismo: las protestas de la NFL arrancan desde la pretemporada

La semana pasada dio inicio la primera semana de pretemporada de la National Football League (NFL), la cual, entre otras cosas, nos mostró la postura desafiante de los jugadores ante las intensas, desafiantes e incluso arrogantes críticas del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
 
Recordemos que en la temporada 2016 el ex jugador de los San Francisco 49ers, Colin Kaepernick, se arrodilló durante la ceremonia del himno nacional en múltiples partidos como protesta por la “injusticia racial” que existía –y existe– en Estados Unidos, llamando la atención sobre el gran número de muertos afroamericanos a manos de la policía de aquel país, predominantemente blanca.
 
Infinidad de críticas le cayeron al jugador por sus acciones incluso después de ser obligado a abandonar el equipo un año después.
 
Sin embargo, el movimiento iniciado por Kaepernick ha sido replicado por muchos otros jugadores –afroamericanos casi en su totalidad– de la liga.
 
La tensión incrementó cuando Trump asumió el poder, ya que el presidente se lanzó contra los jugadores por motivo de las protestas y pidió a los dueños que despidieran de inmediato a quienes “se negaran a respetar” la bandera de ese país.
 
“¿No les encantaría ver a alguno de estos dueños de la NFL decir: “retira a ese hijo de puta del campo y despídelo”, contra quienes no respetaran nuestra bandera?”
 
Estas declaraciones causaron furiosas reacciones por parte de dueños, presidentes de equipos y de los mismos jugadores, quienes se unieron para demostrarle al ejecutivo que existe unión en la liga.
 
Incluso el dueño de los Dallas Cowboys, Jerry Jones, decidió sumarse a las protestas y se arrodilló mientras estaba tomado de los brazos de sus jugadores.
 
Ante la constante presión de Trump hacia la liga los dueños acordaron una nueva regla: aquellos que no quisieran estar de pie durante la ceremonia del himno nacional podrían quedarse en los vestidores a esperar a que terminara.
 
Pero para colmo esto tampoco fue del agrado del mandatario, ya que para él no debería ser una opción estar presente o no en la ceremonia, sino que todos deberían estar de pie durante la ceremonia para “mostrar respeto” por su nación.
 
El día de ayer los jugadores de los Miami Dolphins, Tampa Bay Buccanners, Philadelphia Eagles, Jacksonville Jaguars y New York Giants, tomaron protagonismo al protestar en los distintos campos en donde se jugaron los primeros partidos de la pretemporada.
 
Desde luego que Donald Trump estalló a su manera: con dos tweets.
 
“Ahí van de nuevo los jugadores de la NFL, arrodillándose cuando deberían estar orgullosamente de pie para nuestro himno nacional. Numerosos jugadores, de distintos equipos, quisieron mostrar su “furia” hacia algo que la mayoría de ellos son incapaces de definir. Ellos hacen una fortuna haciendo lo que aman…”
[https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1027892043908046849]
 
“…¡sean felices! Un juego de fútbol americano, en el que los fanáticos pagan muchísimo dinero para ver y disfrutar, no es lugar para protestar. La mayoría de ese dinero va a sus bolsillos de cualquier forma. Encuentren otra manera para protestar. ¡Pónganse orgullosamente de pie para su himno nacional o sean suspendidos sin paga!”
[https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1027895506809364480]
 
Esta es la primera muestra de lo tensa que podría seguir estando la liga si el presidente continúa metiendo las manos donde no debe, pues el deporte a fin de cuentas es una disciplina que debe disfrutarse tanto por jugadores como por aficionados, además de que cada quien debe ser libre de expresar y protestar contra las causas que considere injustas.
 

¿Qué opinas de las protestas? ¿Consideras que está bien que el presidente esté constantemente metiéndose donde no lo llaman? ¿Crees que la situación del mundo en la actualidad es abierta y libre?
 
 
Por: Daniel Jacobo
 
Fuentes: Milenio, CBS Sports