“La historia de uno”: Banda Bastön

Originarios de Baja California Sur, la Banda Bastön –integrada por el Muelas de Gallo y Zupreeme– presenta su más reciente sencillo, “Luces Fantasma”, en la cual tuvieron una colaboración con Denise Gutiérrez, vocalista de Hello Seahorse!, en un trabajo que une estilos distintos, dando como resultado una conjunción perfecta.

 

Platicamos con el Muelas y Zupreeme sobre sus inicios, su presente y su futuro, de esta rola y el video, además de que nos dieron algunos consejos para aquellos que quieren cumplir sus sueños sin importar lo que digan los demás.

 

Cuando recién comenzaron, ¿cómo era la escena del Hip Hop?

 

Muelas – Cuando empezamos en Baja California Sur, había muy poco. No conocíamos el alcance ni todo lo que estaba sucediendo en el territorio nacional.

 

Nos venimos al DF por el ‘99, más o menos y desde que llegamos empezamos a conocer un montón de grupos de aquél entonces, como La Vieja Guardia, Petate Funky, Magisterio, etc..

 

Luego volteamos un poco a Monterrey porque allá también había un montón de cosas pasando; para nosotros fue una sorpresa como tal porque pensamos que éramos de lo único que había o probablemente lo único.

 

Con el transcurso de los años ha ido permeando más el gusto por el hip hop entre toda la palomilla, entre toda la raza de la calle y desde aquellas épocas a la fecha creo que ha ido creciendo favorablemente.

 

Zupreeme – Creo que involuntariamente, parte de lo que llamó la atención cuando empezamos a hacer rolas El Muelas y yo, fue que sin buscarlo teníamos un sonido particular. Casi casi desde la ignorancia, aprendiendo a hacer las cosas, encontramos el sonido, no fue como que tuviéramos el control de cómo sí o cómo no sonar.

 

Hacíamos lo que podíamos y el sonido nos fue brotando a partir de cómo sabíamos hacer las cosas.

 

Yo escucho rolas que hicimos hace 15 o 20 años y a pesar de las cuestiones técnicas, todavía tienen onda.

 

Llegar aquí y ver que no éramos los únicos “bichos raros” y que había fiestas cada fin de semana, en la periferia de la ciudad, fue bien refrescante para nosotros; ver que había un montón de escena para el hip hop. Más allá de lo musical, gente haciendo graffiti, dj’s con tornamesas, raperos, compas que bailaban.

 

Para nosotros el rap era rap y punto, no toda la expresión cultural. Encontrarnos aquí con todo eso fue bien inspirador. Darnos cuenta de que había un montón de cosas pasando.

 

 

M – Yo creo que lo peor siempre es uno mismo en realidad; o sea el miedo que teníamos en aquél entonces, ¿no? La inseguridad de estar en una ciudad tan grande y tener la duda de “si la vas a hacer o no la vas a hacer”.

 

Al principio igual nadie nos tomaba en cuenta, fue una batalla para que se dieran cuenta de que existíamos, primero, y de que teníamos algo qué ofrecer.

 

Hay una competencia no desleal pero dispareja, en donde hay unos grupos más afortunados que otros por razones de que tienen una disquera o porque tienen para sacar su disco y otros no.

 

A todo eso te sobre pones con el paso de los años. En realidad, si te quedas estancado buscando un pretexto de porqué no están pasando las cosas como tú quieres pues nunca tendrás resultado. Tienes que hacerlo tú.

 

En este camino que ha recorrido la Banda Bastön, han tenido influencias y gustos que no sólo tienen que ver con el mismo ambiente musical, sino de otras disciplinas artísticas:

 

M – A mí me gustan muchas propuestas mexicanas, como Juan Cirerol, Café Tacuba, Control Machete.

 

También artistas como smithone, Copete Cohete, Stink. Hay mucha raza que está haciendo cosas a nivel visual; en México hay cosas bien bien padres.

 

 

Z – Hemos tenido la fortuna de trabajar con la gente que nos gusta o ya nos gustaba su trabajo desde antes. Eventualmente en el camino nos los fuimos topando y terminamos chambeando con ellos. Como el caso de Hello Seahorse!, una banda que se nos hace bien fresca.

 

Buscamos hacer la colaboración para expandir nuestros horizontes pero también porque son cosas que están pasando a nivel musical o artístico en México y son cosas de las que nos gustaría tener un pedacito nosotros.

 

“Luces fantasma” es el nombre de su más reciente sencillo:

 

M – El disco se llama “Luces Fantasma”, en donde viene esta canción. No teníamos pensado ponerle así a la rola pero al final como que entre que se lo ganó.

 

El concepto para nosotros de “Luces Fantasma” es lo que está ahí pero no se ve o al revés, lo que tú crees que está ahí pero en realidad ya no.

 

Para nosotros eso de las “Luces Fantasma” es como las capas de la cebolla: todos los seres humanos tenemos estas capas que al final de ellas se encuentra un ser, una unidad. Por ahí fue el concepto.

 

La historia de la canción es más específica: habla sobre cuando termina una relación después de un tiempo y cómo te vas quedando estancado, te das cuenta que así tenía que ser, que así es la historia y que se vuelve eso, un recuerdo bonito, un fantasma.

 

La canción yo la empecé a escribir hace unos años cuando terminé con mi mujer; después volví con ella pero estuvimos separados casi un año. Durante este tiempo tuve esa onda, ese dolor, escribía un montón de rimas pero estas fueron las que más me gustaron porque me parecieron más plurales, que más gente podría identificarse con ellas.

 

El tratamiento final que se le dio, con la música del doctor Zupreeme hace de esta canción una expresión de soledad; entre triste pero con un vértigo.

 

 

¿Y cómo fue colaborar con Denise Gutiérrez, quien aparentemente no es una figura ligada al género?

 

M – Denise es el caso más particular de todo el disco porque de todos los colaboradores, no teníamos claro ni quién queríamos que estuviera; sólo teníamos las canciones. En el caso de Denise, desde que empezamos a trabajar en la canción, queríamos que ella trabajara con nosotros porque nos gustaba un montón.

 

Los primeros acercamientos que yo recuerdo que tuvimos fue en el Vive Latino del 2014, ahí la conocimos dentro del panel, intercambiamos teléfonos pero nunca hablamos con ella. No teníamos ni qué decirle en ese entonces.

 

Nos volvimos a encontrar en “Descubre tu música” de Corona, hablamos un poco pero tampoco formalizamos nada. Al final, por medio del Bonz nos conectamos.

 

Z – Sí, teníamos buena relación con los demás integrantes de la banda. Buscamos el acercamiento con ellos para que nos conectara. Insistimos pero a fin de cuentas fue la música la que habló por nosotros. Al principio, como dice el Muelas, queríamos hacer algo pero no teníamos algo preparado para acercarnos.

 

Ella escuchó la rola, le gustó y queríamos que ella expresara lo que quisiera, lo que le hacía sentir la rola. Luego nos comentó que la libertad que le dimos la hizo sentir más cómoda.

 

El trabajo visual proyectado en el video de la canción es impresionante:

 

Z – Un poco la onda es como la historia de esta relación que termina. Los actores que están en el video son la pareja que pasa por etapas que se van degradando en la relación.

 

Nosotros (Denise, Muelas y yo) somos como esos fantasmas de la relación, ese olor a humo que queda cuando algo se quema. Visualmente por ahí va también, una relación que fue y ya no es. Todo lo que queda resonando en una casa, como si fuera uno mismo.

 

M – Además la casa, así como está hecha, le da toda esa vibra, algo viejo, elegante, pero que ya fue.

 

 

¿Qué viene para el Bastön?

 

M – Tenemos tocadas en marzo en Culiacán y en CDMX en el Vive Latino; más allá de esto, estamos planeando hacer una gira con todos los grupos que conformamos la disquera de Homegrown, una gira nacional para que conozcan a todas las propuestas de la disquera en sus respectivas ciudades.

 

Z – Además de uno o dos videos más de este disco. Pero también queremos darle tiempo a cada canción, a cada momento.

 

Sobre quiénes integran la familia de Homegrown, la disquera de Banda Bastön, ahora mismo tenemos a Alemán que va a sacar su nuevo disco, Eclipse; está también Fntxy que el 14 de febrero pasado sacó su canción “Diferente”, que es su primer sencillo; está Yoga Fire, que el año pasado sacó disco pero está trabajando en algo nuevo; viene Mike Díaz con un discazo, él es de Aguascalientes y es una máquina para esto de los flows; hay gente que trabaja todos los días con nosotros y raza en otros estados que cuando nos juntamos pues nos echamos la mano, por ello también los consideramos parte de la familia, nos cuentan.

 

Como consejo para quienes tienen sueños por cumplir:

 

M – Yo les diría que si el arte es lo suyo, no esperen una recompensa. Háganlo. El amor es eso, es entrega, sacrificio, dar sin esperar nada a cambio. En algún punto sí llegan recompensas pero si te aferras a ello. La historia de uno no es la de otros, no se puede repetir lo que hizo. Puedes intentarlo, pero tu historia es personal.

 

Si de verdad amas lo que haces, sin importar si es danza, pintura, cine o lo que sea, dedícate a eso. Hazlo, disfrútalo, apréndele y en algún punto va a llegar la recompensa, y con ello los problemas. Tienes que estar preparado para eso.

 

Z – escojan bien su camino, lo que sea que quieran hacer. No traten de hacer algo que ya se hizo, sino que busquen nuevas formas de hacer lo que quieran hacer. Todos tenemos influencias y todos empezamos copiándole a alguien, pero siempre hay un punto en el que tú puedes decidir las cosas. Por no tener claro qué pasaría con lo que haces, luego no lo haces. Dense la oportunidad y confíen en ustedes mismos.

 

Siempre habrá alguien que te rechace pero por miedo a lo que no conoce, es difícil enfrentarse a una idea nueva. Tienes que darte cuenta que lo que se te está ocurriendo no se le ocurrió a nadie más. No estás descubriendo el hilo negro, pero seguro lo puedes hacer mejor que quien ya lo intentó.

 

Aquí puedes ver el video de Luces Fantasma de Banda Bastön en colaboración con Denise Gutiérrez:

 

 

 

Por: Daniel Jacobo