Ólafur Arnalds y sus paisajes sonoros por primera vez en México

Por primera ocasión en sus 18 años de carrera, el compositor, productor y multiinstrumentista islandés Ólafur Arnalds visitará la Ciudad de México.

 

Con motivo de la promoción de su cuarto álbum de estudio, “Re:member”, Arnalds tomará el escenario del Auditorio Blackberry el próximo 23 de enero de 2019 para pintarlo con los amenos sonidos que trae bajo la manga.

 

Cabe mencionar que la particularidad de este nuevo disco reside en el uso de Stratus, un software que él mismo programó durante dos años con su colaborador Halldór Eldjárn.

 

Dicho software se conecta a lo que Arnalds toca en su piano y genera distintas secuencias que pueden crear efectos aleatorios y progresiones que quizás no se podrían tocar con métodos convencionales.

 

Además de esto, también utiliza cuerdas, sintetizadores analógicos y digitales, y percusiones orgánicas.

 

Todo esto lo traerá en el show en vivo que tendremos el honor de presenciar.

 

 

COMPOSITOR LLENO DE PARTICULARIDADES

 

Además de idear cosas más allá de su música, Ólafur Arnalds es un compositor brillante, lleno de matices y elementos que mezclan el tiempo y el espacio en paisajes sonoros sumamente cuidados.

 

Ha colaborado con grandes figuras como Ryuichi Sakamoto, Sigur Rós, Sohn y Nils Frahm.

 

La incorporación de la tecnología y los procesamientos robóticos, fusionados con el clasicismo de un piano orgánico y relajante, lo hacen uno de los compositores modernos más interesantes de su generación.

 

Difumina las fronteras entre géneros musicales y los minutos de sus composiciones fluyen entre si de manera en la que nos transportan hacia paraísos aurales que definen un amplio espectro de estados de ánimo.

 

Los boletos estarán disponibles a partir del 30 de octubre en taquillas del Blackberry (Tlaxcala 160, Col. Hipódromo Condesa) y en el sistema Ticketmaster. El show está presentado por Dynamic Waves y Dorado Music Group.

 

Por: Natalia Montes (@natwow)

 

Fuentes: Resident Advisor, Milenio, Metacritic