Por actividad humana, 60% de poblaciones animales ha caído desde 1970

Nuestro planeta está perdiendo biodiversidad a ritmos acelerados. Las amenazas son más veloces que los esfuerzos de conservación y esto no pinta nada bien.

 

Mientras la población humana incrementa hacia niveles desorbitantes, la población animal desciende de manera alarmante.

 

La organización no gubernamental Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) reportó el sombrío declive que se ha registrado desde 1970.

 

 

En tan solo dos generaciones, hemos ejercido tanta presión en nuestro planeta, que las poblaciones animales han disminuido en un 60%.

 

Los datos se basan en 16,704 poblaciones (porciones de especies que viven en una área geográfica particular) que representan 4 mil especies. Todas han pasado por un declive.

 

Ya sea por acciones como la cacería furtiva o lo efectos secundarios de la contaminación, destrucción de hábitats y calentamiento global, tanto mamíferos como aves, anfibios, peces, y hasta insectos han perecido.

 

Todo esto se traslada hacia nuestros patrones de consumo innecesario. Nuestra necedad por destruir hábitats para satisfacer nuestras demandas.

 

¿QUÉ PERDEMOS?

 

Podríamos poner como ejemplo a los primates, que han disminuido alrededor de 61%.

 

Al comparar nuestra biología a esta especie, hemos aprendido acerca de la evolución de nuestros cerebros, nuestra visión y nuestra vulnerabilidad contra las enfermedades.

 

Pero el hecho de perder a los monos no es más doloroso o escalofriante que perder a los insectos…

 

Este tipo de criaturas (ciegamente despreciadas por varios humanos) son la base en varias cadenas alimenticias, además de ser los polinizadores del mundo, una labor que asegura que las plantas produzcan nuevas semillas y nuevas generaciones.

 

Sin los insectos, todo se cae.

 

EXTINCIÓN MASIVA

 

Estamos entrando a una nueva era de extinción masiva. La Tierra ha sido testigo de cinco, cuando más del 75% de las especies desaparecieron.

 

La diferencia es que las cinco anteriores fueron causadas por fenómenos naturales como emanación de gases tóxicos, cambios radicales de clima e incluso un asteroide. La sexta extinción masiva está siendo provocada por los humanos.

 

 

¿Cuántos años tomaría para que la evolución natural restaurara todas las especies que han muerto por culpa de los humanos?

 

La respuesta es abrumadora: de 3 a 7 millones de años. Eso es 10 veces más tiempo del que hemos existido como especie.

 

TENEMOS QUE ACTUAR ANTES DE PERDERLO TODO

 

Con tanta devastación, es complicado saber en dónde debemos de poner nuestra atención para mitigar la desaparición de las especies.

 

De acuerdo con Jonathan Baillie, científico jefe de la Sociedad de National Geographic, y de Ya-Ping Zhang, vice presidente de la Academia China de las Ciencias, la mitad de toda la tierra debe ser protegida para la vida salvaje.

 

Esa es una meta estipulada para el año 2050, con el fin de darle una oportunidad nueva a las plantas y los animales.

 

Es un objetivo complicado, considerando la mentalidad de las personas y su necedad por consumir y destruir. Pero hemos tomado tanto de la naturaleza que es momento de regresarle algo y dejar de ser tan codiciosos.

 

El espacio y la energía de nuestro planeta tiene un límite, y debemos decidir cuánto estamos dispuestos a compartir antes de que sea demasiado tarde. La supervivencia del planeta no se paga con dinero…

 

Por: Natalia Montes (@natwow)

 

Fuentes: WWF, Vox, Cosmos Magazine, Science