Restringen uso de coches en París. ¿Cómo lo replicamos?

Durante el domingo 16 de septiembre se realizó la cuarta Jornada Sin Coches, en la que las calles de París fueron cerradas a la circulación de autos particulares y motocicletas.

 

Solamente se permitió la circulación a velocidad reducida (20 a 30 km/hora) de autobuses, taxis, vehículos de emergencia, trabajo o para personas discapacitadas.

 

Por esta acción se registró una reducción del 35% de contaminantes como dióxido de nitrógeno y dióxido de carbono, los cuales tienen un fuerte impacto sobre las vías respiratorias.

 

El objetivo de esta jornada es que el espacio público esté menos contaminado y sea más agradable y tranquilo al evitar tumultos y ruidos.

MEDIDAS VERDES

 

La actual alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ha tomado diversas medidas para minimizar la circulación de vehículos en la ciudad y, por ende, minimizar el tráfico, el ruido y la contaminación:

 

  1. Extensión de zonas peatonales permanentes
  2. Incremento a tarifas de estacionamientos
  3. Creación de más vías exclusivas para ciclistas
  4. Restricción de circulación a vehículos contaminantes

 

Entre 2017 y 2018 el tráfico registró una caída del 6% y, por supuesto, la calidad del aire mejoró de manera considerable.

 

Ante esto, la urgencia climática y el impacto de la contaminación en la salud, a partir del 7 de octubre se cerrará la circulación de autos un domingo de cada mes. Además se propuso la instauración del día anual de “Europa sin coches”.

¿CÓMO LO REPLICAMOS EN MÉXICO?

 

En la CDMX y el Valle de México la mala calidad del aire es innegable. Estamos intestados de autos y de contaminación.

 

En 2016 se registraron un total de 21 millones 932 mil 567 vehículos, de los cuales 29 millones (más de la mitad) son autos personales.

 

Debido a las grandes distancias en la Ciudad de México, a veces puede ser difícil dejar el auto. Pero si no quieres dejarlo o el transporte público en tu trayecto no es ideal, compártelo. Así reduces el número de autos y vas en compañía.

 

Que no se te pase la verificación. Si notas cualquier ruido o detalle fuera de lo común, revísalo. Trata de usar el transporte público. Es mejor para el medio ambiente.

 

Utiliza bicicletas y, si no tienes, ya hay varias opciones para rodar en bicis públicas, o incluso en scooters.

 

Además, hay otras acciones que puedes realizar sencillamente desde la cotidianidad, sólo es cuestión de convicción y responsabilidad.

 

Evita quemar basura y llantas, evita comprar productos desechables, recicla la basura, restringe la limpieza en seco, reduce el consumo de electricidad, usa plaguicidas de manera racional, no juegues con cohetes, etcétera.

 

Hazlo por tu salud y la de los tuyos, por el medio ambiente y por México.

 

Por: Natalia Montes (@natwow)

 

Fuetes: AFP., Más México.