Bill Cosby condenado a prisión por abuso sexual

Bill Cosby, uno de los comediantes más famosos y queridos de Estados Unidos, ya tiene una cama preparada en la prisión que lo verá cumplir su sentencia por agresión sexual.

 

En algún momento fue el “Padre de América”, el actor mejor pagado de su país, el ejemplo máximo de buena conducta. Fue el primer protagonista afroamericano de una serie dramática en EEUU, “I Spy” (1965) en una época de alta tensión racial.

 

Ganó premios Emmy por mejor actor e incluso el ex presidente George W. Bush lo condecoró la medalla de la libertad, la máxima distinción que otorga el gobierno estadounidense.

 

Pues bien, el actor de 81 años de edad ahora es un preso más en el SCI Phoenix de Collegeville, Pennsylvania.

Fue condenado a entre tres y diez años, encarcelado y declarado como un “violento depredador sexual” por el juez a cargo de su caso, Steven O’Neill.

 

También deberá pagar $43,611 dólares por costos de la corte, entregar su pasaporte, pagar una cuota mensual por supervisión y asistir a sesiones de terapia cada mes por el resto de su vida.

 

LAS ACUSACIONES

 

Andrea Constand fue la principal representante de las 50 mujeres que acusaron al actor de hablerlas agredido sexualmente.

 

En 2004 ella acudió a casa de Cosby buscando consejo profesional, y afirma que le dio tres píldoras azules que hicieron que sus piernas temblaran. Después comenzó a tocarla inapropiadamente.

 

Aunque la defensa argumentó que previamente habían tenido encuentros consensuados y que las pastillas se las dio ya que Constand le informó sobre sus problemas para dormir.

 

Sin embargo, tras otros dos juicios, el jurado tomó la decisión a favor de la víctima.

 

Al conocer el veredicto, algunas de las otras mujeres que han acusado a Cosby de abusos, estallaron en llanto y gritos de emoción.

#MeToo

 

Desde el comienzo de los juicios se visibilizó el impacto que el movimiento #MeToo podía tener en el proceso.

 

A finales del año pasado el movimiento #MeToo fue promovido por la activista social Taran Burke y popularizado por la actriz Alyssa Milano, y ganó mucha visibilidad.

 

Varias mujeres dentro y fuera de la industria cinematográfica denunciaron los abusos sexuales que sufrieron a raíz de manipulaciones que por mucho tiempo han estado presentes detrás de cámaras, e incluso se han llegado a normalizar.

 

Debido a la bajeza de estos métodos las mujeres dejaron a un lado la vergüenza y el silencio y empezaron a denunciar las terribles experiencias de las cuales fueron víctimas años atrás.

 

Lo que queda claro es que el modus operandi de los hombres que tienen poder en la industria debe cambiar urgentemente, y la única manera es que se escuchen las denuncias y se tomen las medidas necesarias en contra de los criminales acosadores, por más “queridos” que sean.

 

¿Qué opinas del encarcelamiento de esta figura pública? ¿Qué tanto crees que funcione este evento como ejemplo para futuros casos?

 

Por: Natalia Montes (@natwow)

 

Fuentes: CNN, BBC, USA Today