Coca Cola podría producir bebida de cannabis

La marca refresquera más importante del mundo está considerando la posibilidad de abrir su mercado hacia el mundo de los beneficios que brinda la marihuana.

 

Esto se debe a que cada vez la sociedad es consciente de que los refrescos son sumamente dañinos para la salud. Por lo tanto, su consumo ha disminuido y, por consecuencia, las ganancias de Coca Cola también.

 

La marca anunció un acuerdo para comprar Costa Coffee por 5 mil millones de dólares para adentrarse en el mundo del café.

 

Y, por otro lado, también se encuentra analizando muy de cerca el crecimiento de la popularidad del CBD, componente de la marihuana que no produce efectos psicoactivos y que funciona como tratamiento para varios padecimientos, tales como la inflamación, las náuseas, el dolor e incluso la epilepsia.

 

Actualmente están sucediendo muchas cosas en esta área y la sustancia tiene un potencial increíble para crear bebidas funcionales para el bienestar.

 

Bloomberg reportó por primera vez que Coca Cola tuvo pláticas con Aurora Cannabis, compañía canadiense que ha expresado interés en las bebidas de cannabis. Aún no se confirma esta rama de la manufactura pero las probabilidades de que suceda son altas.

COCA COLA MEDICINAL

 

De hecho, originalmente el propósito de la bebida era su función como remedio para calmar los dolores de cabeza o trastornos como la histeria o la melancolía.

 

Entonces la receta mágica contenía hojas de coca, nueces africanas de cola, alrededor de 8.50 miligramos de cocaína por vaso y, claro, el “toque” azucarado. El acabado final para convertirse en Coca Cola sucede cuando sustituyen el agua por agua con gas.

 

Sin embargo, esta fórmula recibió prejuicios y ataques de la prensa y de la opinión pública, de modo que tuvieron que sustituir la cocaína por cafeína, sobre todo cuando nació Pepsi, su principal competidor.

 

¿SERÁ LA MARIHUANA LA SOLUCIÓN?

 

Probablemente la innovación y vanguardia en el mercado del uso de este producto le siente bien a los bolsillos de Coca Cola, aunque el hecho de que en muchas partes del mundo la marihuana no sea legal podría complicar la tarea.

 

Además, hay otros tipos de infusiones que podrían suministrar en sus bebidas, quizás incluso para crear una línea de bebidas saludables basadas en el té.

 

¿Crees que si Coca Cola se aventura a sacar una bebida con extracto de CBD haya una apertura mental hacia los beneficios generales del cannabis? ¿Qué crees que haría la empresa con el resto de la materia prima que no termine en la bebida?

 

Por: Natalia Montes (@natwow)

 

 

Fuente: Expansión, Revista Independientes.