Día contra la Trata de Personas: ¿Sabes reconocer la esclavitud moderna?

El 30 de julio es el Día mundial contra la trata de personas, un crimen contra los Derechos Humanos también conocido como esclavitud moderna.

Según la descripción del Protocolo de Palermo, instaurado en México en 2003, la Trata de personas se define como:

“La captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de fuerza, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación.”

Tanto menores de edad como mujeres son las principales víctimas de mafias sin escrúpulos que trafican con ellos como si fueran mercancía, aunque cualquier persona puede caer en manos de esta maldad sin importar origen, género o edad.

Los fines más comunes de la trata de personas radican en la explotación sexual, el matrimonio servil, los trabajos forzados, el tráfico de órganos y las prácticas análogas a la esclavitud.

Lo más preocupante del asunto es que las redes de trata cuentan con múltiples actores del crimen organizado, el cual no funcionaría si entre las autoridades locales no hubieran cómplices que permitan su funcionamiento.

Además, la esclavitud moderna existe en todas partes: engaños, intimidación, amenazas, largas jornadas sin pago de horas extras, los engaños y salarios prometidos que nunca reciben los trabajadores, e incluso la ausencia de un contrato formal son indicios de esclavitud moderna.

Y aunque sea un fenómeno presente, no es lo suficientemente visibilizado y perseguido, por lo que urge un cambio de política que garantice protección y respeto a los Derechos Humanos, sobre todo de las niñas y mujeres, para erradicar toda la violencia basada en género.

Frente a esto la Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó la campaña mundial 50 for Freedom con el objetivo de lograr que al menos 50 países ratifiquen el Protocolo sobre el trabajo forzoso, un instrumento para que los gobiernos adopten medidas para luchar contra la esclavitud moderna en todas sus formas.

Sin embargo, todos tenemos un papel que desempeñar en la lucha contra la esclavitud moderna, empezando por hablar del tema con quienes te rodean, apoyando organizaciones locales siendo voluntario o haciendo donaciones, creando ocasiones o eventos para hacer conciencia, entre otras iniciativas que pueden ayudar a mejorar el mundo.

Puedes encontrar inspiración e ideas haciendo clic aquí.

Por: Natalia Montes (@natwow)

 

Fuente: EFD, 50 for Freedom