El planeta podría entrar en un estado de efecto invernadero no reversible

Cada día nuestro planeta se acerca más hacia un estado permanente de “invernadero”, incluso si se cumplen los acuerdos climáticos globales y sus objetivos de reducir las emisiones generadas por los humanos.

De acuerdo con el informe publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estocolmo, la temperatura global promedio será de cuatro a cinco grados centígrados más alta de lo normal.

En 2015 aproximadamente 200 países acordaron limitar el aumento de la temperatura a una cifra no mayor a los 2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales.

Se cree que este umbral es un punto de inflexión para el clima, es decir, cuando los cambios en el clima global cambian de un estado estable hacia otro también estable.

Sin embargo, la duda surge al no tener seguridad si el clima mundial puede estacionarse en los 2 grados extras, o si esto desencadenaría procesos que provoquen más calor, incluso si dejáramos de emitir gases de efecto invernadero a la atmósfera.

“Estos elementos de inflexión potencialmente pueden actuar como fichas de dominó”, dijo Johan Rockström, coautor del informe y director ejecutivo del Centro de Resiliencia de Estocolmo.

Esto quiere decir que a pesar de que disminuyamos los gases que emitimos, los cambios ya no podrán ser reversibles, pues todo el ecosistema estará alterado.

Actualmente las temperaturas promedio mundiales están un poco más de 1 grado por encima de cuando empezó la Revolución Industrial (periodo en el que se empezaron a elevar las emisiones de bióxido de carbono con la creación de fábricas y motores) y aumentan 0.17 cada década.

Pues bien, si se llegara a cruzar un umbral crítico, varios puntos de inflexión provocarían un cambio extremo.

Este cambio por un lado incluye el descongelamiento del permafrost, la pérdida de hidratos de metano del fondo del océano, la debilitación de los sumideros de carbono terrestres y oceánicos, y habrá pérdida del hielo marino y las capas de hielo polar.

Por otro lado, también se desencadenarían olas de calor, sequías e incendios forestales (que se empiezan a notar aquí y allá).

Como humanidad tenemos que actuar para evitar esto. Es increíble la idea de conquistar Marte pero no olvidemos que el lugar que nos dio vida está primero en las prioridades.

¿Qué manera crees que sea la mejor para generar conciencia de este problema? Y tú ¿estás haciendo algo para minimizar tu huella de carbono?

 

Por: Natalia Montes (@natwow)

 

Fuente: Reuters, El Universal