La Semana de las Juventudes y sus costos muy poco realistas

Del 5 al 11 de noviembre se llevará a cabo la Semana de las Juventudes, la cual incluirá talleres, conferencias, foros y actividades culturales en las que se incluyen conciertos gratuitos.

 

Si bien las actividades de esparcimiento y música son importantes para la juventud, también lo es su integridad, por encima del entretenimiento.

 

Una investigación de Noticieros Televisa dio a conocer el costo millonario de dicho evento, cantidad que contrasta con 1,500 madres solteras que no reciben el apoyo de 800 pesos mensuales que ofrece el INJUVE.

 

Esto supuestamente no ha sido entregado por “falta de recursos”. Sin embargo, el festival se facturó bajo el monto de 21 millones de pesos, un precio descabellado.

 

El problema no es que se haga el festival, el problema es la cantidad de dinero que se le destina habiendo otras prioridades, incluso humanitarias.

 

Recordemos que el año pasado de igual manera se realizó el festival con presupuestos desorbitantes, mientras había víctimas del sismo desamparadas en la calle.

 

Para defenderse el INJUVE publicó un comunicado en el que afirman que los presupuestos están etiquetados y no se desviaron.

 

Detallaron que los dos programas que tiene a su cargo son “Jóvenes en Desarrollo” para que no paguen transporte público y “Jóvenes en Impulso”, un apoyo en atención a su labor en “beneficio de diversas causas”.

 

LAS EXTRAVAGANTES CANTIDADES

 

Para la contratación de Pixies se solicitaron 10 millones 6 mil 277 pesos, para Maldita Vecindad 2 millones 320 mil, para el resto del talento se requirieron 2 millones 500 mil y para el montaje otros 6 millones 628 mil.

 

En lo personal me parece muy extraño que Pixies cobre una cantidad así, ¿por qué?

 

Hagamos cuentas.

 

Pixies tocará en el Teatro Metropólitan, evento que se anunció antes de la semana de las juventudes, por lo que los promotores Ocesa, Sicario Music y Tape absorben los costos tanto de vuelos como de alojamiento.

 

Pues bien, los boletos para el evento están entre 2 mil 500 y 480 pesos. El lugar cuenta con un aforo total de 3 mil 165 personas.

 

Si hiciéramos la multiplicación de los 3,165 lugares por el costo más alto de los boletos ($2,500) da un total de 7 millones 912, 500 pesos. Ni siquiera los 10 millones que supuestamente cobrarán por tocar en el Zócalo.

 

Hay que considerar que de esos casi 8 millones, se tendrían que cubrir costos de renta del recinto, pago del montaje y del staff, los honorarios de la banda y, por supuesto, las ganancias de los promotores.

 

No olvidemos que esta cantidad hipotética es mucho mayor a la real de lo que se obtendrá del evento.

 

Por otro lado, el costo de más de 6 millones de pesos por el montaje es absurdo. Siendo realistas, aún considerando el PA (audio), luces, camerinos, catering, escenario y protección civil, difícilmente un montaje así pasa del millón de pesos.

 

¿Y LAS JUVENTUDES?

 

Aunque el evento en cuestión espera la asistencia de 300 mil personas, incluso con la mitad del presupuesto total reflejado se podría hacer un evento que verdaderamente representa a los jóvenes y la vanguardia.

 

Tampoco hay que echar en saco roto que cada año es menor el apoyo a la gente joven, a los proyectos emergentes en la cultura. Los recortes en las becas son latentes, al igual que el presupuesto en el sistema de teatros.

 

No estamos en contra de los conciertos gratuitos, los abrazamos. Pero hay que poner en la mesa las prioridades reales en nuestro país y darle un apoyo realista a la juventud.

 

Esperemos que el gato encerrado de este evento salga a la luz (y sin impunidad) y que la próxima administración sepa identificar nuestras prioridades.

 

Por: Natalia Montes (@natwow)

 

Fuentes, Noticieros Televisa, INJUVE, Plumas Atómicas, La Jornada, Testimonios.