México y Francia refuerzan alianza en desarrollo científico

Francia es el tercer socio científico más importante de México en términos de copublicaciones científicas y como destinos para estudiantes de maestría y doctorado. Ahora buscan impulsar esta alianza para fortalecer un desarrollo científico bilateral.

 

En 2013 el marco del desarrollo de las relaciones entre México y Francia se llevó a cabo en la Ciudad de México con el primer “Foro Franco Mexicano para la Investigación y la Innovación”, que tenía como objetivo definir nuevas propuestas de colaboración en el ámbito de la ciencia y la tecnología.

 

Dos años después el Foro, organizado entonces en París, tuvo como finalidad definir nuevas orientaciones científicas, desarrollar la movilidad a nivel de posgrado y buscar sinergias entre los actores de la investigación y las empresas.

 

La ambición de la tercera edición, llevada a cabo a finales del mes de mayo en San Luis Potosí, es hacer una relación de la situación actual y elaborar una hoja de ruta en concordancia con los desafíos de los cambios globales y las problemáticas científicas del siglo XXI.

 

Alain Beretz, director general de Investigación e Innovación del Ministerio de Educación Superior e Investigación (MESRI), estuvo presente y resaltó que los principales retos de colaboración que más interesa a ambas partes son la aeronáutica y el medio ambiente.

 

Es fundamental tomar medidas para frenar el deterioro de la biodiversidad, pues para 2050 los bosques y praderas seguirán reduciéndose hasta 20%; se disminuirán los recursos pesqueros y la proliferación de especies invasoras, por lo que urge trabajar en ese aspecto.

 

Sin embargo, cualquier área de refuerzo científico es bienvenida. “No importa que no tengan que ver necesariamente con una temática en especial, sino con las ganas de colaborar juntos, pues las dos comunidades tienen una historia en común que los vuelve más cercanos”, mencionó.

 

Anne Grillo, embajadora de Francia en México, propuso desarrollar una colaboración estrecha en materia de inteligencia artificial, asociando no sólo a los científicos sino también a las empresas en materia de cambio climático para analizar sus impactos, así como en las adaptaciones urgentes por implementar (energías renovables, ciudades inteligentes, agro-ecología y salud).

 

“Me parece indispensable que tengamos una alianza científica más fuerte ante los desafíos científicos y de innovación del siglo XXI. En particular, los retos que representan los cambios globales”, dijo Grillo.

 

La ciencia puede aportar soluciones sobre cómo proteger al planeta y, justamente, los encargados de la toma de decisiones deben conocer a fondo estas propuestas que los científicos pueden brindar de manera puntual, para así exponer los casos de éxito.

 

Eventualmente se identificarán las mejores modalidades y herramientas de cooperación con el fin de discutir formas de fortalecerlas y multiplicarlas.

 

¿Qué beneficios extras crees que brinde el intercambio de ideas científicas y la unión entre estos dos países? ¿Qué otras áreas de cooperación consideras que se podrían explorar?
 

Por: Natalia Montes

 

Fuentes: Embajada de Francia, El Universal