Día Mundial de la niña: igualdad de género y empoderamiento

Desde hace seis años, en el 11 de octubre se celebra el Día Internacional de la Niña, un día que llama al empoderamiento femenino joven.

 

Puesto que aún hay mucho por hacer para que sus derechos y libertades aumenten y lleguen a ser equitativas con las de los hombres, fue que se creó este día.

 

Organizaciones como la Naciones Unidas y Save The Children constantemente han denunciado que la niñas continúan sufriendo discriminación de género y violencia.

 

A la fecha, las niñas se encuentran en desventaja, haciendo hincapié en aspectos como el matrimonio infantil (alrededor del mundo, más de 2000 niñas son obligadas a casarse cada día).

 

En países del Medio Oriente hay tradiciones machistas antiguas que dicen que es una vergüenza que las niñas vayan a trabajar o a la escuela.

 

Con el fin de derribar las ideas tradicionales sobre lo que las niñas pueden y no pueden hacer, la ONU ha creado centros comunitarios de capacitación.

 

Ahí, se les comparten habilidades relevantes para el futuro mientras se ayuda a romper con el aislamiento impuesto desde hace años.

 

El Día Internacional de la Niña se centra en el tema del empoderamiento antes y después de la crisis.

 

A lo largo de los años hemos atestiguado el conflicto de inestabilidad y desigualdad.

 

Las mujeres y niñas vulnerables se enfrentan a mayores riesgos de sufrir violencia sexual, de género y de ver sus medios de vida perjudicados en aspectos como no ir a la escuela o verse desplazadas hacia un matrimonio con el fin de procurar bienestar físico y económico.

 

Por otro lado, en México se pueden caracterizar los contextos de desigualdad que enfrentan las mujeres jóvenes.

 

Por ejemplo, son más las mujeres pobres y vulnerables por carencias.

 

Sin embargo, son más las mujeres alfabetizadas; incluso, en niveles de estudios superiores, el porcentaje es de 47.3% hombres y 52.7% mujeres.

 

Aún así, las mujeres tienen menos oportunidades laborales y el grado de estudios no suele repercutir de manera directa en sus sueldos.

 

Aún existe una brecha importante entre la posición económica que tienen mujeres y hombres en las distintas ocupaciones.

 

En el Día Internacional de la Niña, unámonos en el compromiso de invertir en la capacitación de habilidades y la formación para niñas, así como en actividades para que aprendan a ganarse la vida.

 

Lejos de ser simplemente receptoras de asistencia, las niñas son líderes que utilizarán las habilidades que desarrollen hoy para reconstruir sus comunidades y crear un mejor futuro.

 

Bajo el lema “Con ellas: una generación de niñas preparadas”, este día marca el comienzo de un año en el que se debe conseguir defender, llamar la atención e invertir en las necesidades y oportunidades más urgentes de las niñas para que adquieran los conocimientos necesarios para ingresar al mercado laboral.

 

¿De qué otras maneras crees que se puedan modificar los prejuicios hacia las capacidades femeninas?

 

Por: Natalia Montes (@natwow)

 

Fuentes: ONU, Sapiensbox