5 mitos y realidades sobre la salud mental

Este 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental con la finalidad de crear conciencia sobre el tema que aqueja a millones de personas.

 

Para hacer conciencia real, te presentamos cinco mitos y realidades sobre la salud mental:

 

 

“A mí no me va a pasar”

 

Solemos pensar que este tipo de problemas le pasan a los demás y que nunca nos sucederán a nosotros.

 

ERROR. Este tipo de trastornos pueden afectarnos en cualquier momento.

 

De hecho, la Organización Mundial de la Salud señala que para 2020, enfermedades como la depresión serán la segunda causa de discapacidad en el mundo.

 

 

“Quienes padecen problemas de salud mental son violentos”

 

La mayoría de las personas con enfermedades mentales no son violentas.

 

Se estima que entre el 3 y 5% de la violencia la provoca una persona con enfermedad mental grave.

 

Por el contrario, las personas con enfermedades mentales graves son más propensas a ser víctimas de delitos violentos.

 

 

“Una enfermedad mental de incapacita para trabajar”

 

Las personas con problemas de salud mental son realmente igual o más productivas que quienes no las padecen.

 

Comprender el sentido de padecer una enfermedad mental y brindar el mejor acompañamiento en el ambiente laboral, tendrá como consecuencias:

 

-Mayor productividad

 

-Disminución de ausentismo

 

-Disminución en los costos por discapacidad

 

 

“No se puede ayudar a una persona con una enfermedad mental”

 

El círculo cercano de la persona que padece la enfermedad mental bien puede hacer un cambio vital en la persona.

 

El apoyo y la comprensión son vitales para respaldar en todo momento a esa persona que padece una enfermedad mental.

 

 

“No se puede prevenir una enfermedad mental”

 

Estar expuestos a distintos traumas pueden hacer que en efecto, no exista un mecanismo de prevención.

 

Pero cuando se promueve el bienestar socioemocional de niños y jóvenes, mejora la calidad de vida, el tiempo de vida y la productividad de cada uno de ellos.

 

Tener información verídica y concisa sobre cómo prevenir y atender un problema de salud mental, lo que nos ayudará a mejorar la prevención y a cuidar de nuestra salud mental en todo momento.

 

 

Por: Daniel Jacobo

 

Fuente: mentalhealth.gov