Somos damnificados de la corrupción, no del sismo

Sergio Beltrán es arquitecto de profesión y activista de corazón. Después de la tragedia del terremoto del 19 de septiembre de 2017, dedicó tiempo y esfuerzo para ayudar a las víctimas y alzar la voz en contra de las injusticias humanas que llevaron a los derrumbes.
Por medio de #Verificado19s, el mapa virtual que él creó, pudimos saber qué puntos eran vulnerables de verdad y cuáles eran solamente rumores. La información señalada venía de fuentes directas o incluso del gobierno, con el fin de evitar confusiones entre aquellos que quisimos ayudar.
Pues bien, tras el momento de alerta, Sergio asegura que cualquier colapso que ocurre es por causa de la corrupción y la falta de seriedad en los trámites que permiten construcciones de mala calidad o en zonas inadecuadas.
Como sociedad, vivimos bajo un contrato en el que todos pagamos impuestos para que se asegure la integridad estructural de los lugares que conforman la Ciudad de México.
Sin embargo, desde el año 2000, la riqueza de los políticos se ha alimentado en gran parte de la corrupción dentro del desarrollo inmobiliario.
Antes, Protección Civil tenía que dar un dictamen que avalara que cualquier estructura estaba preparada para cualquier cambio de actividad, por ejemplo, que tuviera lo necesario para pasar de ser un teatro a unas oficinas, por decir algo.
Sin embargo, la avaricia y ambición política prácticamente olvidó los terribles sucesos de 1985 y las normas que surgieron tras la destrucción y dejaron a un lado la importancia de verificar la calidad y seguridad de los inmuebles.
No necesitamos esculturas conmemorativas, necesitamos justicia y apoyo para quienes siguen en condición damnificada. Mira la entrevista a continuación:

 

Entrevista por: Natalia Montes (@natwow)