SEP promete impulsar educación indígena. ¿Será verdad?

Si pensamos en lo que está mal en México, lo primero que me llega a la cabeza es la falta de educación en las comunidades alejadas de las metrópolis.

 

La delincuencia también es un gran problema, pero al analizar un poco el trasfondo, es fácil concluir que quienes practican actos criminales lo hacen por falta de oportunidades y, a su vez, la carencia de oportunidades residen en un rezago educativo.

 

Ahora, si vamos más al fondo de la situación, en el interior de la República, en aquellas áreas que sufren de pobreza extrema ni siquiera hay suficientes escuelas.

 

Y cuando las hay difícilmente cumplen con los estándares requeridos para salir adelante y que los alumnos terminen siquiera la educación media.

 

LA DEBILIDAD IMPUESTA A LOS INDÍGENAS DE MÉXICO

 

En varios aspectos el papel de las diferentes poblaciones, culturas y lenguas que comparten el territorio mexicano, ha sido conflictivo.

 

Hasta la fecha sigue siendo algo común que a los indígenas se les considere en una categoría diferente (inferior) a la del resto de los mexicanos.

 

Nos referimos a la desigualdad económica, política y social. El sometimiento, la explotación, y la exclusión de las esferas de decisión —en educación y política— han hecho de la diferencia indígena una debilidad.

 

REZAGO, PREJUICIOS, INCLUSIÓN

 

Precisamente esto se basa en el rezago educativo que existe en estas comunidades. La falta de espacios disponibles y servicios para la atención de la población indígena dificulta que los niños terminen –o incluso empiecen– sus estudios.

Es importante también considerar esto y destruir aquellos mitos de que los indígenas son flojos o tontos, y abrir los ojos desde el punto privilegiado de estas otras esferas que tuvieron la fortuna de recibir una educación formal.

 

A pesar de que se han creado algunos planteles para la atención de la educación indígena, éstos tan sólo se encuentran en algunas entidades, pero para muchos es sumamente difícil llegar a las aulas y, alrededor de los 15 años, se ven obligados a trabajar para subsistir.

 

Los acercamientos a la educación y la inclusión siempre implican la renuncia del indígena a su cultura para adoptar la dominante, en lugar de que funcione como una apertura sin necesidad de sacrificio.

 

En otras palabras, la población indígena que habla dialectos es la que menos transita entre niveles educativos. Un indicador importante de inclusión es la barrera del lenguaje.

 

LA DEUDA EDUCATIVA

 

Después de quinientos años de convivencia y a pesar de las legislaciones que decretan la multiculturalidad (así como las propagandas que condenan la discriminación), la verdad es que aún no hay un esquema efectivo que abra paso al libre desarrollo de culturas indígenas fuera de la pobreza.

 

Pues bien, el día de hoy la Secretaría de Educación Pública organizó el Encuentro Internacional de Educación Indígena 2018, con motivo del 40 aniversario de la Dirección General de Educación Indígena.

 

EL ACTO

 

 

En el acto institucional se proclamó que con sus acciones se espera que en próximos años se cierre la brecha de desigualdad en la educación, fusionando los rasgos de las culturas ancestrales con información actualizada pero entendible, útil y significativa para todas estas personas.

 

Entre los logros alcanzados, se reportaron 21,891 escuelas beneficiadas, 22 nuevos programas en asignaturas de lengua indígena que serán impartidas por 60 mil maestros, así como la edición de 44 nuevos libros de texto también en lenguas indígenas.

 

La demanda principal es consolidar una educación incluyente, pertinente y cualitativa para los pueblos originarios en este siglo XXI.

 

Pero la realidad es que estamos lejos de los objetivos que todos conocemos: inclusión de las culturas mexicanas en la educación y las oportunidad, así como del respeto y protección de nuestro patrimonio intangible.

 

¿Qué otras acciones crees que sean necesarias para impulsar la educación en nuestro país?

 

Por: Natalia Montes (@natwow)

 

Fuente: Canal Judicial, Animal Político, Revista Ciencias